Jornada contra el crimen para conectar comunidad y policía

Exconvictos se unen a campaña contra la violencia con armas de fuego
Jornada contra el crimen para conectar comunidad y policía
El 80 % de las víctimas mortales son varones, y el 12.7% de éstos son hispanos.
Foto: Mariela Lombard

Roberto Rodríguez tenía 17 años cuando un tiroteo le torció el destino. Acostumbrado a infundir miedo en pandilleros rivales, no dudó en jalar del gatillo durante una riña en Yonkers en 1996.

Disparé sin pensar que le arrebataría la vida a ese muchacho”, dijo Rodríguez (39) al recordar el homicidio que lo llevó a prisión por 16 años. “Ese día terminó la vida de ambos: la de él con una bala, la mía con la cárcel”.

Esta tragedia se repite en miles de familias. Según “Understanding Child Injury Deaths”, un informe del Departamento de Salud de la Ciudad divulgado el año pasado, entre 2002 y 2011 hubo 200 víctimas fatales de entre 15 y 17 añosla edad más problemática para estos delitos— como productos de heridas de armas de fuego. Esta cifra coloca a Nueva York en una media más alta que la nacional (5.9 en comparación con 5.2 muertes por 100,000 jóvenes), aunque menor que otras ciudades. El 80 % de las víctimas mortales son varones, y el 12.7% de éstos son hispanos.

El próximo 21 de agosto será sometida ante el Concejo Municipal una propuesta de ley que busca hacer público el registro de ofensores por delitos cometidos con armas de fuego.

La propuesta, que será presentada por el concejal Paul Vallone, se hizo a pedido de Rubén Díaz, Jr., presidente de El Bronx, uno de los condados con mayor incidencia (20.7%) de muertes por armas de fuego en la ciudad.

El registro funcionará de manera similar al de ofensores sexuales, que incluye nombre, dirección y foto de las personas que cumplieron cárcel por esos delitos. Al cabo de cuatro años, si la persona no ha reincidido, su nombre será removida de las lista.

“Es una importante herramienta de seguridad pública para padres y para agentes del orden”, dijo el concejal de Queens Costa Constantinides, copatrocinador de la propuesta junto a Ritchie Torres.

Rodríguez, de origen dominicano, quiere que su historia sirva de lección, y por eso es consejero voluntario en Fortune Society, una organización que ayuda a expresidiarios a reintegrarse a la sociedad.

“Los adolescentes tienen que tener un libro en la mano, no un arma”, señaló Rodríguez.

National Association of Town Watch (NATW) es una organización sin fines de lucro dedicada a la promoción de programas de prevención de la violencia. En 1984, NATW lanzó America’s Night Out Against Crime (Noche de América contra el Crimen), un evento que busca fortalecer las relaciones entre la comunidad y la policía. La serie de actividades culmina el primer martes de agosto. En su primera edición, America’s Night Out Against Crime convocó a 2.5 million de personas en 400 localidades de 23 estados; hoy convoca a 37.8 millones en 16,124 localidades de los 50 estados.

Conoce más en natw.org

Gloria Cruz, copresidenta de la campaña Million Mom March, lucha por cambiar esta realidad luego de perder a su sobrina Naiesha Pearson (10) en un tiroteo en 2005. Un vecino estaba arreglando el pedal de la bicicleta de la niña cuando un gatillero se le acercó por la espalda con la intención de asesinarlo. El primer disparo mató a Naiesha.“Este hombre recibió cinco disparos y ninguno le dio muerte, pero una bala perdida terminó con la vida de mi sobrina”, se lamentó Cruz. Cada año antes de conmemorarse el Día de las Madres, Cruz organiza una marcha para hacer conciencia en un vecindario golpeado por la violencia con armas de fuego.“Somos madres llamando a la paz por el bienestar de nuestras familias”, expresó. “Una forma de hacer justicia a los que perdimos seres queridos es evitando más muertes por armas de fuego”.

Christopher Reyes (25) se inició en lo que hoy llama “el camino erróneo” cuando tenía 17 años. Acusado por robo a mano armada, recibió cinco años de probatoria. En 2009 fue condenado a tres años de prisión por un crimen similar. Desde que salió de la cárcel, Reyes ha estado realizando diversos trabajos en la construcción. En su afán por conseguir un trabajo permanente, el joven se inscribió en Exodus, una organización que ayuda a ex-convictos a reinsertarse en la comunidad. Reyes, arrepentido de su vida delictiva, visita periódicamente visita su antiguo vecindario en El Bronx para hablar con jóvenes, contar su experiencia y a servir de ejemplo. “Siempre les digo lo que mi mamá me repetía a mí: dime con quién andas y te diré quién eres, especialmente si hay armas de fuego en juego”.

· Bronx: Highbridge, Morrisania, Hunts Point y Mott Haven

· Brooklyn: East New York, Bedford Stuyvesant y Crown Heights

· Manhattan: East Harlem

· Queens: Far Rockaway.

Fuente: Departamento de Salud de la Ciudad

El 9% de las muertes de jóvenes entre 15 y 17 años con armas de fuego se clasificaron como suicidios, lo que representa casi un tercio de la media en otras ciudades y una cuarta parte de la tasa nacional (0.6 en comparación con 1.7 y 2.4 muertes por cada 100.000 jóvenes respectivamente).

Operación SNUG (por pistolas, GUNS, al revés) es una iniciativa para frenar la violencia con armas de fuego inspirada en un exitoso programa creado en Chicago en 2000. Ofrece a exconvictos o pandilleros activos trabajos de tutoría en zonas problemáticas. La meta es la prevención de conflictos. El año pasado, el senador estatal Jeff Klein aseguró $250.000 para lanzar el programa en El Bronx. El Hospital Jacobi, que colabora con la iniciativa, aportó otros $50.000. 577.