Madres inmigrantes son un problema de “seguridad nacional” para el Gobierno

Reporte especial Niños migrantes: Gobierno niega fianza a mujeres centroamericanas con bebés
Madres inmigrantes son un problema de “seguridad nacional” para el Gobierno
Madres con niños pequeños y con condiciones para recibir asilo, están recibiendo el mismo trato que se les da criminales peligrosos por autoridades migratorias.
Foto: Getty

ID_MIGRANTES

El Gobierno de Estados Unidos está conminando a jueces de inmigración a negar la liberación bajo fianza de madres centroamericanas con niños pequeños que piden asilo tras haber ingresado al país en las últimas semanas alegando que dejarlas en libertad generaría más migración de estos países, minando la seguridad nacional y las fronteras.

“La detención es crucial en casos de migración masiva. El permitir la liberación de detenidos tendría consecuencias indirectas, pero adversas a la seguridad nacional”, rezan los documentos presentados por el gobierno de EEUU para oponerse a la liberación de mujeres, detenidas en Artesia, Nuevo México.

Esta fue la posición que EEUU tomó en su momento hacia balseros haitianos que llegaron en masa al país hace más de una década.

“Es un día triste en EEUU cuando la administración Obama afirma que unas madres jóvenes con bebés, que escapan por sus vidas, son una amenaza para la seguridad nacional”, dijo Ahilan Arulanantham, sub-director legal de la ACLU del Sur de California.

LEA MÁS SOBRE NIÑOS MIGRANTES


Niños migrantes, víctimas del odio

Anuncian cierre de albergues para niños migrantes

Acusan a grupo antiinmigrante de portar armas, intimidar en El Paso (video)

Hillary Clinton apoya clasificación de niños migrantes


Abogados que se han trasladado hasta la remota zona de Artesia, donde se encuentra el centro “residencial” de Artesia, Nuevo México (así lo llaman, aunque las mujeres están detenidas y no pueden salir de allí ), está muy alejado de las principales ciudades y aislado de los lugares donde las detenidas pueden conseguir representación legal, dicen están alarmados ante la política respecto a las madres migrantes.

Los abogados sostienen que esta política contradice la práctica de tomar cada caso por separado y significa que hay una política general de usar a estas migrantes como “ejemplo” para que otros no vengan al país, indicaron.

“Lo que ocurría antes era diferente. Si una madre con un niño pequeño llegaba pidiendo protección y pasaba la primera entrevista para determinar si hay un caso creíble de asilo, normalmente se le daba fianza”, dijo Laura Lichter, abogada de inmigración de Denver, que pasó varios días en Artesia donando sus servicios la pasada semana.

“Ahora lo que estamos viendo es el trato de estas madres es el mismo que se otorga a migrantes con delitos serios y que implican un riesgo de seguridad”, dijo Lichter. “Dicen que si las liberas, la crisis de la frontera será peor. Francamente, esta es una violación seria a los derechos humanos”.

SIGUE LA INFORMACIÓN DESPUÉS DE ESTAS IMÁGENES

El Departamento de Seguridad nacional (DHS) y ICE delinearon esta política en un documento presentado en tribunal de inmigración por abogados representantes de estas dos dependencias federales, en el que también se alega que la crisis está costando mucho dinero al gobierno y que mientras “más rápido reduzcamos el flujo de estas personas de Guatemala, El Salvador y Honduras, más dinero habrá para otras prioridades como deportar a criminales”.

“Las reglas para las audiencias de fianzas relativas a los recientes cruces fronterizos son las mismas que en cualquier otra audiencia de fianza en casos similares”, dijo en cambio un portavoz del Departamento de Justicia. “Un juez migratorio toma su decisión respecto a la fianza caso por caso, tomando en cuenta si para los individuos en cuestión existe un riesgo de que huyan o si constituyen un peligro para la comunidad. Ambas partes tienen la oportunidad de presentar sus evidencia, así como los argumentos fácticos y legales del caso. Luego el juez de inmigración emite su decisión con base en la evidencia, los argumentos y la ley aplicable. No existe una instrucción general a los jueces de inmigración respecto a sus veredictos en pedidos de salir libre bajo fianza”, agregó el funcionario.

Reid F. Trautz, director del centro de profesionalismo de AILA, la asociación nacional de Abogados de Inmigración, dijo por su parte que la decisión de tomar una postura dura contra las madres, la mayoría de las cuales tienen niños pequeños y están encerradas en un improvisado centro de detención cuyas condiciones no son idóneas, es preocupante.

“Nos preocupa muchísimo. Estas madres deberían recibir fianza de acuerdo a la ley y los procedimientos que existen en otros centros de detención y para otros detenidos que pasan la primera entrevista de asilo y reciben fianza”, dijo Trautz, “Pero esto no está pasando en Artesia y esto afecta negativamente su capacidad de pelear sus casos, porque el lugar está tan lejano de todo”.

Stephanie Izaguirre, una abogada de Colorado Springs que también estuvo allí de voluntaria, supo de dos casos de madres cuya primera entrevista de asilo fue aprobada, y pese a que sus niños tenían fiebre, aún así no recibieron fianza.

El centro “residencial” de Artesia Nuevo México (así lo llaman, aunque las mujeres están detenidas y no pueden salir de allí ), está muy alejado de las principales ciudades y aislado de los lugares donde las detenidas pueden conseguir representación legal.

AILA está coordinando a abogados voluntarios que se trasladan allí y pasan varios días trabajando con detenidos, en condiciones que, explican, son muy limitadas ya que no les permiten la entrada de computadoras, teléfonos, o hacer copias y a veces la espera para hablar con un cliente en particular puede ser larga.