Guía para comprar zapatos

¡No gastes dinero si luego no te los vas a poner!

Los amamos, pero acumularlos no tiene sentido.
Los amamos, pero acumularlos no tiene sentido.
Foto: Shutterstock

Llegó el temido (y delicioso) momento de salir a comprar unos zapatos y esta decisión siempre es delicada. Para tener una compra exitosa, debes saber qué buscar en las tiendas.

La tentación de comprar los zapatos más bonitos cuando los vemos expuestos ¡siempre pasa por nuestra cabeza! Muchas veces casi ni miramos el precio y mucho menos pensamos cuándo los vamos a usar o cómo los vamos a combinar. Simplemente nos enamoramos de ellos a primera vista y nos lo llevamos a casa. ¿Consecuencia? Se quedan por años en nuestro armario y nunca encontramos el momento de estrenarlos.

Este problema tiene solución, planea cómo será tu próxima compra:

  • Fija un presupuesto: Antes de salir a la calle, piensa en el dinero que te quieres gastar, fija un máximo y no te pases de él. Aunque te vuelvas loca por un modelo caro, siempre encontrarás una alternativa que se adapte mejor a tu budget.
  • Compra por la tarde: Por las tardes nuestros pies se han hinchado y necesitan un calzado un poco más ancho. Si compramos en la mañana, probablemente cuando queramos ponernos los zapatos por la noche para salir de casa, puede que nos rocen o no entren bien.
  • Ante todo comodidad: Es cierto que los modelos más bonitos suelen ser los más incómodos. Pero, ¿realmente te interesa pasar un mal rato sólo por lucir unos zapatos? ¡Elige confort por encima de todo! Camina en la tienda un rato con ellos puestos y siente cómo te quedan.
  • Que sean versátiles, pero sé realista: Piensa en qué situaciones te sueles ver en tu rutina diaria y compra en torno a eso. Si vas cinco días a la oficina, escoge modelos que se adapten a ello pero que también te permitan salir de fiesta o a cenar. Comprar unos zapatos por si algún día te invitan a una gala de etiqueta, sólo tendrá sentido el día que pase.
  • Piensa que todas tenemos un pie un poco más grande que el otro: Prueba el zapato del pie que tienes más grande y elige la talla según éste.

Listo, hora de salir a pescar esos zapatos nuevos.