Temen más discriminación en el voto de minorías

Activistas: el impacto de la reducción de observadores federales se sentirá en comicios de noviembre

Reducir observadores en las elecciones de EEUU puede afectar aún más el voto de las minorías.
Reducir observadores en las elecciones de EEUU puede afectar aún más el voto de las minorías.
Foto: Archivo/Aurelia Ventura / La Opinión

WASHINGTON, D.C.— Ante la enorme reducción de observadores de comicios federales por primera vez en décadas, activistas temen que las trabas que enfrentan las minorías podrían empeorar en los comicios de 2014.

Hace un año el Tribunal Supremo emitió un dictamen que eliminó una parte clave de esa Ley del derecho al Voto que en 1965 promulgó el presidente Lyndon B. Johnson, el cual favorecía a las minorías.

A raíz de ese dictamen, el Departamento de Justicia ha decidido suspender el envío de observadores a la mayor parte de centros de votación, excepto en nueve jurisdicciones en siete estados, por considerar que no tiene autoridad para hacerlo, señalaron los activistas.

El peso del dictamen del Supremo no se sabrá sino hasta después de los comicios del próximo 4 de noviembre, “cuando nos enteremos de cambios en los centros de votación al último minuto”, advirtió Bob Kengle, del Comité de Abogados de Derechos Civiles. “Los observadores juegan un papel clave para proteger los derechos de los votantes y el cumplimiento de la ley de 1965”.

Según un informe divulgado este miércoles por la Comisión Nacional sobre el Derecho al Voto (NCVR), el dictamen no ha hecho más que desalentar el voto de los negros, latinos y demás minorías.

“En las audiencias que realizamos, por ejemplo en Texas, escuchamos casos de intimidación….encontramos que esta gran histeria anti-inmigrante en el país da la aparencia de que indocumentados están votando y ese no es el caso“, dijo Dolores Huerta, activista y cofundadora del sindicato de campesinos UFW.

El informe señala que entre 1995 y 2014, estados como Texas, Georgia, Luisiana, Mississippi y Carolina del Sur –estados antes sujetos a la cláusula que eliminó el Tribunal Supremo-, han registrado un alto número de casos de discriminación.

La ley de 1965 buscaba corregir las injusticias contra las minorías, que incluso eran atacadas por la policía o tenían que pasar pruebas de alfabetización o pagar una cuota para poder votar.