Proinmigrantes llevan 1,100 pares de zapatos al capitolio de Arizona

Manifestantes en Arizona llevaron 1,100 pares de zapatos como protesta al Capitolio estatal
Proinmigrantes llevan 1,100 pares de zapatos al capitolio de Arizona
Manifestantes participan en una actividad, donde más de 1,100 pares de zapatos fueron trasladados hasta el Capitolio estatal de Arizona, como gesto simbólico para resaltar las consecuencias que producen las deportaciones.
Foto: EFE

Con más de 1,100 pares de zapatos que fueron trasladados al Capitolio estatal de Arizona, manifestantes piden la paralización de deportaciones de familias inmigrantes que viven en el estado.

Con casi un centenar de manifestantes, los participantes pidieron al Congreso federal y al presidente Obama detener las deportaciones para evitar la separación de familias.

Amplía al respecto la agencia EFE:

Cada uno de estos pares de zapatos representan un migrante que ha sido deportado, que ha dejado atrás a su familias y quizás a sus hijos”, dijo a Efe Hugo Polanco, portavoz de la organización Promesa Arizona, uno de los organizadores del acto de hoy.

Los presentes no ocultaron su esperanza de que el presidente Obama firme una orden ejecutiva que detenga las deportaciones, como fue el caso de María Rosales, quien pidió que el programa de acción diferida (DACA, en inglés) se amplíe para que pueda incluir a indocumentados que viven y trabajan en el país.

“Solo pedimos una oportunidad de poder estar tranquilos con nuestros hijos, de poder salir a trabajar sin miedo y temor de ser detenidos por la policía y ser deportados”, reclamó Rosales, una madre de tres hijos.

Estamos cansados de que el tema migratorio sea utilizado como un arma política en Washington, mientras nuestra comunidad sufre diariamente por las deportaciones que no cesan a pesar de las promesas”, explicó a Efe Maricela González, separada de su esposo hace dos años al ser deportado tras una detención originada por una infracción de tráfico.

Los zapatos utilizados en el acto de hoy, al que asistieron activistas desde estados como Arkansas, fue donado por diversos simpatizantes proinmigrantes, algunos de los cuales fueron enviados desde otros estados, según señalaron los organizadores.

Organizaciones como Promesa Arizona tienen planeado una serie de eventos futuros para presionar a los congresistas a través de visitas a sus distritos electorales.