Carrera por $1,500 termina en pesadilla para piloto de NASCAR (video)

Tony Stewart se aparta de las pistas mientras investigan el trágico atropellamiento del sábado
Carrera por $1,500 termina en pesadilla para piloto de NASCAR (video)
Tony Stewart, tres veces campeón de la serie NASCAR, vive una auténtica pesadilla.
Foto: Getty Images

La carrera de pista corta en la que Tony Stewart, una de las mayores estrellas de la Serie NASCAR, atropelló a otro piloto que enfurecido le reclamaba sobre la pista, tenía como bolsa para el vencedor la suma de $1,500 dólares.

Stewart, tres veces campeón de la Copa Sprint de NASCAR, obviamente no se metió al evento de la Empire Super Sprints atraído por los $1,500. Los pilotos de NASCAR y otras series de automovilismo deportivo con frecuencia participan en seriales de menor envergadura por gusto, porque a eso se dedican, a correr autos.

El sábado en Canandaigua, una localidad al noroeste del estado de Nueva York, pegado al Lago Ontario y no muy lejos de Buffalo, Stewart tuvo la desgracia de matar a un colega suyo de las pistas, Kevin Ward Jr., de tan sólo 20 años de edad.

Las primeras declaraciones de las autoridades policiacas fueron en el sentido de que no había evidencia que pudiera inculpar a Stewart, pero las investigaciones continuaban. Como parte de éstas, se trataba de obtener todos los videos amateurs posibles de gente presente en el lugar.

En uno de los videos, el cual fue divulgado desde el sábado, se aprecia como Ward sale de su auto y busca al de Stewart, que le había chocado momentos antes al salir de una curva, dejándole fuera de la competencia programada a 25 giros al circuito de cuarto de milla.

Se observa que Ward es casi atropellado por otro vehículo. Pero al mantenerse sobre la pista aún furioso es arrollado a continuación por el auto de Stewart, saliendo disparado a unos 15 metros de distancia.

Stewart dijo el domingo, en un comunicado, lo siguiente: “No hay palabras que describan la tristeza que siento por el accidente que le quitó la vida a Kevin Ward Jr. Es un momento muy emotivo para todos los involucrados… Mis pensamientos y oraciones están con su familia, amigos y todos los afectados por esta tragedia”.

Stewart, de 43 años, no participó en la carrera de NASCAR del domingo en Glen Watkins, Nueva York, y anunció que no correrá el siguiente sábado en otra carrera de pista de tierra en Plymouth, Indiana.

En Port Leyden, Nueva York, el lugar de origen de Ward, algunos residentes se juntaron cerca de su antiguo hogar a Ward, para guardar luto por el joven piloto, fallecido a causa de trauma masivo según la autopsia.

NASCAR divulgó su propio comunicado, en el que dijo, entre otras cosas, que respetará el proceso seguido por las autoridades locales y que seguirá monitoreando la situación.

NBC News publicó el lunes testimonios interesantes de Paul Kinney, otro piloto que estaba en la pista la noche de la tragedia. Kinney no vio el golpe letal, pero dijo que manejó cerca de Ward cuando éste ya había saltado enfurecido de su auto.

“Se veía un poco enojado. No le di mucha importancia. Muchos pilotos hacen eso”, dijo Kinney según el artículo de Eric McClam. Y luego dijo: “Obviamente no es una buena idea salir de tu auto y correr hacia otros autos. Pero nadie puede hablar por Tony (Stewart). Sólo Tony sabe lo que sucedió”.

Kinney dio a entender que tiene sus dudas: “Yo vi a Kevin (Ward) tan claro como el día. Nadie más le pasó por encima”.

De acuerdo con un artículo de ESPN.com, Stewart se vio involucrado en otro accidente en Canandaigua, que dejó seriamente herida a una piloto de 19 años en julio de 2013. Alysha Ruggles sufrió una fractura en la espalda tras la colisión de múltiples autos. Stewart se hizo responsable de ese percance. Ruggles, al salir del hospital, pidió que no se le culpara más a Stewart.

La Empire Super Sprints es una serie de carreras sobre tierra que fue fundada a mediados de los 80 y que se corre básicamente en el estado de Nueva York y Canadá. Stewart tiene registrado un triunfo en la serie.