Demandan a California por no enseñar inglés

Más de 20 mil estudiantes en 251 distritos escolares de California no reciben servicios para aprender el idioma inglés
Demandan a California por no enseñar inglés
La organización asegura que el estado recibe los fondos federales necesarios para brindar la enseñanza del idioma, pero que las clases no se están ofreciendo a los alumnos.
Foto: Aurelia Ventura

Este martes inicia el juicio derivado de una demanda legal que interpuso la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) contra el estado de California por no ofrecer la instrucción necesaria a más de veinte mil estudiantes que necesitan aprender inglés.

La organización reclama que el estado recibe los fondos federales necesarios para brindar la enseñanza del idioma, pero que las clases no se están ofreciendo a los alumnos, lo cual retrasa su aprendizaje.

“La negativa del estado de California de responder a los reportes del distrito [escolar] de que no están atendiendo a los estudiantes de inglés, niega a los alumnos la igualdad de oportunidades educativas en violación a la Constitución de California y leyes estatales y federales”, subraya ACLU.

Dicha demanda cita las dificultades de tres familias con niños que solo hablan español y que asisten a planteles de Compton, Los Ángeles y San Diego. La querella expone que estos estudiantes estaban aprendiendo inglés pero luego fueron retirados de las clases y sus calificaciones bajaron.

Dos hermanos hispanos de entonces 8 y 10 años (la demanda se interpuso en la primavera de 2013) fueron retrasados un año académico luego que fueron sacados de las clases de inglés.

Más de 20 mil estudiantes en 251 distritos escolares de California no reciben servicios para aprender el idioma inglés, según cifras de ACLU.

“La falta de instrucción viola mandatos legales y esto ocurre a pesar de que estudios muestran que los estudiantes a los que se les niegan las clases de inglés son más propensos a fallar o abandonar la escuela”, insiste el grupo.

En 2012, ACLU demandó al Distrito Escolar Unificado de Dinuba (DUSD), en el condado de Tulare, en el centro del estado, por segregar a estudiantes a través de un programa de aprendizaje del inglés.

Dicha iniciativa separa a los estudiantes latinos o inmigrantes que no saben el idioma, pero según los abogados del grupo, la instrucción no es la apropiada y les niegan el acceso al plan de estudios completos que ordena el estado de California.