Liniero de fútbol americano colegial de 145 kgs. sale del clóset

Chip Sarafin, de Arizona State, no tiene futuro en la NFL, pero sí en la biomedicina.

Liniero de fútbol americano colegial de 145 kgs. sale del clóset
Chip Sarafin afirmó que ya tiene paz mental.
Foto: Suministrada

Pocos meses después de que Michael Sam se convirtiera en hombre noticia nacional e internacional al declararse públicamente homosexual y, sobre todo, por aquel beso lleno de amor con su novio al ser informado de que los Rams de San Luis le habían reclutado para la NFL, otro jugador del viril deporte del fútbol americano ha seguido sus pasos.

Chip Sarafin, un gigantesco liniero ofensivo del equipo de la Universidad de Arizona State, ha salido del closet, tras relatar su historia a la revista gay Compete, en su edición de agosto. El hecho le convierte en el primer jugador de la división mayor de fútbol americano colegial en activo que revela su homosexualidad. En abril, Derrick Gordon, de la Universidad de Massachusetts, fue el primero en hacerlo en el basquetbol.

“Era realmente una cosa personal, y benefició mucho mi paz mental”, le dijo Sarafin a la mencionada publicación.

Tras la noticia, dada a conocer el miércoles, Sarafin recibió muestras de apoyo. “Estamos en una hermandad que no se define por diferencias culturales o personales, sino por compromiso como individuos con los Sun Devils”, dijo Todd Graham, entrenador en jefe del equipo de Arizona State, cuyo nombre de guerra es el de Sun Devils (Diablos del Sol).

“Felicidades Chip Sarafin por tener el coraje para ser tú mismo. Te deseo a ti y tus compañeros mucho éxito esta campaña #courage2014”, publicó Michael Sam en su cuenta de Twitter.

Sam se encuentra con los Rams jugando la pretemporada en busca de establecerse como profesional. Su mediático anuncio a principios de año llegó una vez que había salido de la Universidad de Missouri, donde se destacó como uno de los mejores linebackers de la nación, no obstante lo cual tuvo que esperar hasta la séptima ronda del Draft de la NFL para recibir un llamado.

El caso de Sarafin, quien mide 6-6 pies (1.98 m) y 320 libras (145 kg), es muy distinto. No cuenta con un palmarés muy destacado en su equipo y no tiene herramientas suficientes para aspirar a alcanzar el profesionalismo. Pero el originario de Gilbert, Arizona es un estudiante notable.

Sarafin tiene una licenciatura en ingeniería biomédica y está en busca de un posgrado en el mismo campo. Ha estado vinculado con la investigación sobre las conmociones cerebrales y se cree que será un hombre profesionalmente muy exitoso.

Y a partir de ahora también es un avocado en la causa contra la discriminación y el acoso.