Patrulla Fronteriza: Ex director del CBP acusa corrupción interna

El ex director de asuntos internos detalló que no todas las 29 muertes a manos de agentes de la Patrulla Fronteriza son justificadas como la agencia defiende
Patrulla Fronteriza: Ex director del CBP acusa corrupción interna
Un oficial de CBP verifica el certificado de nacimiento de Alejandro.
Foto: Archivo

Desde el 2010, agentes de la Patrulla Fronteriza han causado la muerte de 29 individuos, y pese a la lógica detrás de la asignación como agentes fronterizos encargados de prevenir la entrada ilegal de personas indocumentadas al país, por lo menos 9 de las muertes fueron de estadounidenses.

Desde entonces, ningún agente ha recibido castigo alguno por haber causado la muerte de uno de los 29, casos que por lo regular suelen ser justificados inmediatamente por la Directiva de la Patrulla Fronteriza, confesó James F. Tomsheck, ex director de asuntos internos del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés).

¿Su diagnóstico? Los miembros de la agencia sufren de narcisismo institucional, ya que el departamento fronterizo se cree, según Tomsheck, los marines estadounidenses de la comunidad.

El ex miembro de la Directiva del CBP detalló en una entrevista con el Centro para Reportajes Investigativos, que al paso de los años, la agencia se ha visto enlazada en más casos de corrupción que en años anteriores, sin embargo, a diferencia de años pasados, éstos no son documentados.

Varias acciones pueden ser consideradas corruptas, y entre ellas Tomsheck detalla que las más comunes son de robar equipo del gobierno, revelar información privada a fuentes exteriores y aceptar las famosas “mordidas”, o sobornos en la frontera cuando algún contrabandista o narcotraficante busca ingresar al país.

La agencia fronteriza ha hecho todo lo posible, en la mayoría de los casos, de encubrir, o distorsionar, los hechos reales para que, tanto los agentes como la Patrulla Fronteriza, quedaran libres de prejuicio, relata Tomsheck.

Tomsheck trabajó como director de asuntos internos con el CBP por seis años hasta el 9 de junio de este año cuando se le cambió su cargo por el de director ejecutivo de programas nacionales con la Patrulla Fronteriza.

Gracias a su cambio de posición, Tomsheck dice que ha tenido más libertad para hablar y denunciar las acciones corruptas que suceden dentro de la agencia, aunque muchos se oponen a su crítica y lo juzgan de no ser lo suficientemente agresivo cuando lideraba en el CBP.

Cuando ocurrieron los ataques aéreos del 11 de septiembre, la Patrulla Fronteriza incremento la cantidad de agentes fronterizos, de los cuales la mayoría son incompetentes en su trabajo, reclamó Tomsheck.

Pero, Shawn Moran, un portavoz para el Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza, no concuerda con la denuncia de Tomsheck. El Consejo está a cargo de la seguridad de 17.000 agentes de la Patrulla, los cuales, según Moran, solo utilizan fuerza excesiva bajo condiciones necesarias.

Estas condiciones, dijo Tomsheck, a veces son justificadas, pero existen varias en las cuales los hechos son distorsionados, y eso para él es el gran problema.

Recientemente, Tomsheck se ha convertido en el denunciante más reconocido de la CBP, ya que ha tenido juntas a puerta cerrada con el Departamento de Seguridad Nacional y el Senado de Asunto Gubernamentales sobre los sucesos del CBP.