Identifican como británico a yihadista que decapitó a Foley

El diario The Guardian señaló “John” es líder de un grupo de tres yihadistas británicos que se encarga de secuestrar a extranjeros y vigilarlos en la ciudad siria de Raqqa
Identifican como británico a yihadista que decapitó a Foley
EEUU y Reino Unido trabajan para identificar la voz del extremista que acabó con la vida del estadounidense.
Foto: Imagen tomada de video

Mientras un diario británico supone que el yihadista que decapitó al reportero estadounidense es ciudadano londinense; el Gobierno de Estados Unidos afirmó que no hace concesiones con terroristas ni pagan rescates, en referencia a que el Estado Islámico pidió 100 millones de euros para liberar a James Foley.

De acuerdo al diario británico The Guardian, el miliciano del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, por sus siglas en inglés) que aparece en un video decapitando al periodista estadunidense podría ser el líder de una célula británica de yihadistas,encargada de secuestrar a extranjeros en Siria.

Un antiguo rehén del presunto asesino de Foley aseguró al rotativo que el extremista es un ciudadano londinense que se hace llamar “John” y es líder de un grupo de tres yihadistas británicos que se encarga de secuestrar a extranjeros y vigilarlos en la ciudad siria de Raqqa.

Según la fuente, que describió a “John” como una persona educada, inteligente y seguidora de las corrientes extremistas del Islam, los rehenes se referían a sus captores como “The Beatles”, por ser cuatro británicos.

Fuentes en Siria confirmaron al periódico británico esta versión, detallando que “John” sería el encargado de negociar con las familias de los rehenes, incluso habría encabezado las negociaciones de principios de año para liberar a 11 rehenes y entregarlos a Turquía.

En un video de unos cinco minutos, divulgado el martes, un hombre encapuchado y vestido de negro dice con un marcado acento británico: “Este es James Wright Foley, un ciudadano estadunidense. Como Gobierno ustedes han estado al frente de esta agresión contra el Estado Islámico”.

LEA MAS SOBRE ESTA INFORMACIÓN

Yihadistas pedían 100 millones de euros para liberar a Foley

EEUU confirma autenticidad de video sobre decapitación de reportero

Publican video de decapitación de reportero estadounidense

Hoy su fuerza aérea nos ataca a diario en Irak. Sus ataques han causado víctimas entre los musulmanes. Ya no están peleando contra una insurgencia, nosotros somos un ejército islámico y un estado que ha sido aceptado por un gran número de musulmanes en el mundo”, sostuvo.

Tras esta declaración, decapita al reportero que aparece con un traje naranja, de rodillas y con las manos en la espalda, además amenaza con asesinar a Steven Joel Sotloff, otro prisionero estadunidense que aparece en la imagen.

Según The Guardian, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, la agencia de espionaje británica MI5, Scotland Yard y expertos en fonética trabajan para identificar al encapuchado.

La policía y los servicios de seguridad están utilizando programas y tecnología de reconocimiento de voz, además de pistas de personas, para identificar al extremista grabado en el video.

Expertos en la lucha antiterrorista precisaron que “John” es uno de los 500 ciudadanos británicos que se han unido al Estado Islámico para combatir en Irak y Siria.

Foley, quien tenía 40 años de edad, fue secuestrado en el norte de Siria en noviembre de 2012 cuando se encontraba cubriendo como reportero el levantamiento contra el régimen del presidente Bashar al-Assad.

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) se mostró la víspera “horrorizada” por la decapitación del periodista estadounidense por el Estado Islámico en Siria, convirtiéndose en el primer reportero extranjero asesinado por el autoproclamado Estado Islámico.

Un total de 39 periodistas, 12 de ellos extranjeros, han sido asesinados en Siria en el ejercicio de su profesión desde que en 2011 comenzó la guerra civil.

En tanto, el Gobierno estadounidense subrayó este jueves que su política es “no hacer concesiones a los grupos terroristas ni pagar rescates” por secuestrados, por considerar que financia sus actividades y pone en peligro a todos sus ciudadanos en el exterior.

“No hacemos concesiones a los terroristas, eso incluye que no pagamos rescates”, dijo tajante la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, a la pregunta de si el Gobierno se está planteando cambios en su forma de actuar tras la ejecución de un periodista estadounidense secuestrado por el Estado Islámico Según el GlobalPost, medio para el que colaboraba el periodista James Foley, secuestrado en Siria en 2012 y decapitado esta semana, los yihadistas pidieron en un principio 100 millones de euros (132.5 millones de dólares) por su liberación.

La portavoz, que no confirmó este extremo, señaló que una de las principales formas de financiación del los yihadistas ha sido el cobro de rescates “que otros han pagado” y otras actividades delictivas como el robo de bancos.

El Departamento de Estado considera que el pago de rescates puede poner en un “gran peligro de secuestro” a los ciudadanos estadounidenses en el extranjero, además subrayó que ayudan a financiar “a los mismos grupos a los que estamos intentando degradar sus capacidades”.

La portavoz rehusó comentar si el pago de rescates por parte de países europeos tiene algún impacto sobre los ciudadanos estadounidenses secuestrados y reiteró que “da a los terroristas una herramienta” para continuar con sus actividades.

El presidente de GlobalPost, Philip Balboni, indicó al Wall Street Journal que el rescate fue solicitado tanto al medio de comunicación como a la familia de Foley.

La portavoz rehusó comentar si el Gobierno recibió algún tipo de advertencia previa antes de la ejecución del periodista, y señaló que el Gobierno es consciente de que “cada día que Jim Foley y otros estadounidense están en manos de EI sus vidas están en peligro”.

Estados Unidos reconoció el miércoles haber llevado a cabo a principios de verano una operación fallida para rescatar a Foley junto a un “pequeño grupo” de estadounidenses secuestrados, cuya cifra no especificó, que no se encontraban en el lugar.

En el video publicado este martes por los extremistas, Foley se despide de su familia y acusa al Gobierno de ser el responsable de su ejecución por la reciente intervención en Irak, donde el Pentágono lleva más de una semana de ataques “selectivos” sobre posiciones del Estado Islámico en el norte del país.

Entre los secuestrados está el también estadounidense Steven Sotloff, que en el video de la decapitación de Foley el EI amenaza con asesinar si EEUUcontinúa sus ataques en Irak.