Un despertar de balas en el Valle

Tres tiroteos resultan en tres muertos en San Fernando, Sylmar y Pacoima
Un despertar de  balas en el Valle
Según el sargento Frank Preciado de la Policía de Los Ángeles, todos los hechos están relacionados, aunque parecen ser crímenes al azar.
Foto: La Opinión - Francisco Castro

Autoridades buscan a dos latinos que viajan en un auto tipo SUV color oro o café claro en relación con una racha de tiroteos ocurridos a pocos minutos uno del otro, que dejaron al menos tres muertos y tres heridos esta mañana en el Valle de San Fernando.

En el primer incidente, los atacantes abrieron fuego contra el auto de una familia que se dirigía a la Iglesia matando a una joven de 22 años. Sus padres estaban graves en el hospital, al cierre de edición.

Conocidos, identificaron a la víctima como Mariana Franco y a sus padres como José y Beatriz Franco.

Ese tiroteo tuvo lugar alrededor de las 5:50 a.m. en la cuadra 14000 de la calle Celis en la ciudad de San Fernando.

Según vecinos, la familia se dirigía a la iglesia Católica Santa Rosa de Lima, ubicado cerca del lugar.

Otro tiroteo ocurrió alrededor de las 6:30 a.m. en el Parque Sylmar donde falleció un hombre latino. Su cuerpo todavía estaba tirado cerca de las canchas de baloncesto del parque, ubicado en la esquina de la calle Polk y la avenida Borden.

El tercer tiroteo ocurrido a las 6:45 a.m. dejó a una mujer muerta al ser atacada mientras manejaba sobre la cuadra 12900 de la calle Filmore en Pacoima.

Lupe Flores, sobrina de la víctima, identificó a la mujer como Gloria Tovar de alrededor de 60 años.

Tovar tenía tres hijos y era abuela de seis nietos.

Relató que al momento del tiroteo, Tovar se dirigía a la Iglesia Católica Ángel Guardián de Pacoima.

“Ella estaba recogiendo a alguien para ir a la iglesia”, dijo Flores del momento en que su tía fue ultimada. “No sabemos lo que está pasando.”

Según el sargento Frank Preciado de la Policía de Los Ángeles, todos los hechos están relacionados, aunque parecen ser crímenes al azar.

“Estas personas son muy peligrosas”, recalcó Preciado sobre los sospechosos y pidió al público llamar a las autoridades con cualquier información al respecto.