Reciben a Peña Nieto en Los Ángeles con insultos

Manifestantes se presentaron al hotel Biltmore, en el centro de Los Ángeles, cuando Peña Nieto se reunía con líderes de la comunidad mexicana
Reciben a Peña Nieto en Los Ángeles con insultos
Con pancartas en las que se leía “Traidor” y “Panistas y priistas [el partido del presidente], privaticen a su madre” recibieron los angelinos al presidente de México, Enrique Peña Nieto.
Foto: Ciro Cesar

Por la detención de dirigentes de las autodefensas y la apertura del sector petrolero a extranjeros, decenas de personas en Los Ángeles le gritaran “¡asesino!” y ¡México no se vende!” al presidente de aquel país, Enrique Peña Nieto, en su visita a esta ciudad.

Con pancartas en las que se leía “Traidor” y “Panistas y priistas [el partido del presidente], privaticen a su madre”, los manifestantes se colocaron en el acceso principal del hotel Biltmore, en el centro de Los Ángeles, cuando Peña Nieto se reunía con líderes de la comunidad mexicana.

“Ya estamos cansados de lo que está pasando en el país”, dijo Luis García, un tapatío que reclamaba por los altos índices de violencia que aún se observan en su estado. “Amigos cercanos han perdido a familiares por culpa del narcotráfico”, agregó.

Roberto Moro, quien gritaba a todo pulmón “¡Peña Nieto! ¡Asesino!”, pedía la liberación de presos políticos, entre éstos el doctor José Manuel Mireles, líder de la Policía Comunitaria en Michoacán, donde impera el poder del narco. “Estamos demandando la política de represión contra la gente pobre, la clase trabajadora y los campesinos”, dijo.

“Denunciamos la venta de nuestros recursos naturales”, enfatizó el activista. “México está a la venta”.

Decenas de agentes de la Policía de Los Ángeles vigilaban a los protestantes.

“Queremos contribuir y apoyar la construcción de acuerdos que permitan hacer realidad la reforma migratoria”, afirmó Peña Nieto ante líderes de la comunidad mexicana en un hotel de Los Ángeles.

Los reclamos por la “lejanía” de su administración en este debate no se escucharon ayer dentro del hotel Biltmore, sino fuera de éste. “Ha sido un verdadero cero a la izquierda para avanzar una reforma migratoria”, reclamó Jorge Mario Cabrera, de la Coalición Pro Derecho de los Inmigrantes (CHIRLA).

En su participación, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, anticipó que 2017 será declarado “El Año de México”, una iniciativa que, en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), fortalecerá “nuestros lazos históricos mediante la promoción del arte y la cultura mexicana”.

Otros pidieron la liberación de un marino detenido en Baja California, México. “Queremos que el sargento (Andrew) Tahmooressi salga de prisión de inmediato”, expresó Patrice Lalynes, de Temecula. “Ha estado en la cárcel por más de 148 días”, agregó la mujer, quien porta un cartel con la frase “Liberen a Andrew”.

Tahmooressi, un veterano de guerra que ha sido diagnosticado con Desorden Post-Traumático (PTSD), enfrenta cargos por posesión ilegal de armas luego que cruzó “accidentalmente” a México a principios de abril.

“Boicot México!”, gritaron quienes también han protestado contra la transferencia de niños centroamericanos refugiados al Sur de California. En esta ocasión, dijeron, ese no era su enfoque.