Crece la ansiedad política en Washington por ‘alivios migratorios’

La comunidad migrante y los políticos esperan que el Presidente de EEUU anuncie medidas ejecutivas de un momento a otro
Crece la ansiedad política en Washington por ‘alivios migratorios’
Más de un centenar de activistas a favor de una reforma migratoria justa se dejaron arrestar hoy frente a la Casa Blanca.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.— Nadie sabe cuándo ni cuáles acciones tomará el presidente Barack Obama para “arreglar” el disfuncional sistema de inmigración actual, como prometió hacerlo cuando dijo que actuaría solo ante la inacción del Congreso, pero mientras tanto el mandatario mantiene en vilo tanto a legisladores como a la comunidad inmigrante.

La ansiedad de unos y otros es comprensible, porque en los comicios del próximo 4 de noviembre están en juego la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

Obama, quien afronta un momento clave en su segundo mandato, marcado por el estancamiento en el Congreso de buena parte de su agenda, tiene un amplio campo de maniobra desde un punto de vista legal y en estos momentos, sus asesores hacen sus cálculos políticos.

Marc Rosenblum, subdirector del Instituto para Política Migratoria (MPI), consideró que, en un ambiente tan polarizado, “no cabe duda de que habrá un precio político”.

“Si Obama no hace nada, lo pagará con sus seguidores, y cualquier alivio que dé va a abonar la oposición de los conservadores… todos coinciden en que el sistema está roto pero el debate permanece estancado”, observó.

Por su parte, el congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, explica que Obama “se ha mostrado renuente a usar sus poderes por cautela política. Los republicanos lo van a criticar haga lo que haga, así que tiene sentido que haga algo en grande para ayudar a millones de inmigrantes”.

LEE ADEMÁS:

Arrestos masivos de proinmigrantes frente a la Casa Blanca (fotos y video)

Marco Rubio advierte a Obama sobre decisión en deportaciones

Divide a demócratas alivio migratorio por parte de Obama

Miles de deportados podrán regresar al país, gracias a fallo judicial

Gutiérrez dijo hoy durante una entrevista con MSNBC que si el presidente usa el “haber estado en el país 10 años” trabajando y sin antecedentes penales como una condición, unos 6 millones de inmigrantes indocumentados se podrían beneficiar con un alivio migratorio a través de la acción ejecutiva.

Pero, según él, esos alivios le aportarán al mandatario grandes réditos políticos en contraste con el extremismo de republicanos como el legislador Steve King, que incluso amenaza con congelar los fondos del gobierno antes de las elecciones.

El senador republicano por Florida y posible candidato presidencial en 2016, Marco Rubio, sugirió también esta semana que si su partido recupera el Senado, es muy posible que le pongan freno a cualquier alivio migratorio.

Algunos senadores demócratas en contiendas difíciles temen que los alivios migratorios puedan perjudicarlos en noviembre.

Aún así, Rudy López, del Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM), cree que “una pequeña minoría opuesta a estos alivios no puede frenar el avance de un país donde la mayoría apoya una reforma”.

Mientras, los republicanos están presionados por el ala ultraconservadora de su partido, que acusa a Obama de abuso de poder, pero saben que cualquier represalia por los alivios migratorios podría costarles frente a la opinión pública.