Embajador africano en EEUU sospechoso de paliza a su hija

La hija de Ruben Maye Nsue Mangue, embajador de Guinea Ecuatorial en Washington DC fue hospitalizada con lesiones
Embajador africano en EEUU sospechoso de paliza a su hija
El Dr. Ruben Maye Nsue Mangue (d) es el embajador de Guinea Ecuatorial ante EEUU.
Foto: Flickr

El Gobierno de Estados Unidos expresó hoy su “profunda preocupación” por la presunta agresión del embajador de Guinea Ecuatorial, Ruben Maye Nsue Mangue, a su hija, que según informaciones de la policía tuvo lugar el pasado lunes en la residencia del diplomático en la capital estadounidense.

“Sin duda, somos conscientes del incidente que se produjo en la residencia del embajador de Guinea Ecuatorial en EE.UU. a principios de semana. Estamos profundamente preocupados por la presunta agresión”, dijo hoy la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

Según las fuerzas de seguridad, Mangue golpeó a su hija con la pata de madera de una silla en repetidas ocasiones, provocándole varias heridas, una de ellas en la cabeza, por lo que terminó siendo hospitalizada.

Debido a su inmunidad diplomática, el embajador de Guinea Ecuatorial no pudo ser arrestado para responder por el incidente.

“Hemos estado en estrecho contacto con las autoridades locales en relación con el bienestar de las víctimas y posibles cargos contra el presunto autor. No estamos en disposición de discutir muchos más detalles”, agregó Psaki en referencia a las investigaciones.

La portavoz afirmó que este tipo de casos, piden al Gobierno del país del diplomático en cuestión, que éste renuncie a su inmunidad para que pueda permitir la acción de la justicia.

“En términos generales (…) cuando los diplomáticos están implicados en presuntas actividades delictivas y la oficina del fiscal informa al Departamento de Estado que (lo) procesaría, pero no se lo permite la inmunidad, el Departamento pide al gobierno del diplomático que renuncie a su inmunidad diplomática para permitir el enjuiciamiento en los tribunales estadounidenses”, explicó Psaki.

“Si el gobierno se niega a renunciar a la inmunidad, el Departamento de Estado pide al diplomático que abandone Estados Unidos”, agregó.