Realizan un ‘cacerolazo’

La oposición venezolana protesta contra el 'racionamiento'
Realizan un ‘cacerolazo’
Ayer se realizó la tercera audiencia del juicio que enfrenta Leopoldo López por hechos violentos ocurridos en la capital venezolana.
Foto: EFE

CARACAS.— La oposición venezolana protestó ayer con un cacerolazo y otras manifestaciones de calle contra la anunciada instalación de un sistema de captahuellas para la compra de productos, mientras que el dirigente opositor Leopoldo López, preso desde hace seis meses, acudió a juicio sin poder usar sus pruebas.

El cacerolazo fue convocado por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para protestar contra el llamado “sistema biométrico” que el Gobierno de Nicolás Maduro ha dicho que instalará en los comercios del país para combatir el contrabando y que la oposición rechaza al tacharlo de método de “racionamiento”.

Sin embargo, el cacerolazo no se sintió con la fuerza de protestas anteriores, como las que se desarrollaron entre febrero y mayo pasados, cuando el ruido retumbaba en las zonas tradicionalmente opositoras, aunque las fuerzas de seguridad sí se desplazaron para evitar manifestaciones violentas.

Más temprano también se registraron protestas en la calle contra el Gobierno en el este de Caracas, así como en otras ciudades del interior del país.

Y mientras sonaban las cacerolas se desarrollaba otra audiencia del juicio que se realiza contra el opositor Leopoldo López, un proceso al que su defensa asiste a ciegas pues, según los abogados, el tribunal que lleva el caso insiste en negar las pruebas que han presentado, incluyendo testigos.

López, preso desde el 18 de febrero, está acusado de instigación pública, daños a la propiedad e incendio por los hechos violentos del pasado 12 de febrero en Caracas, que fueron el detonante de las protestas antigubernamentales que se registraron hasta mayo pasado.