‘Redskins’ es un insulto

Sería como si en Los Ángeles hubiera un equipo deportivo con el nombre ‘wetbacks’
‘Redskins’ es un insulto
El coach de los Redskins, Jay Gruden, junto a un logo que podría desaparecer en la próxima temporada del fútbol americano profesional.
Foto: Getty Images

Sociedad

Después del abandono de los Raiders a Oakland, la ciudad de Los Ángeles ha buscado imperiosamente un equipo de fútbol que, no solo enaltezca las cualidades innatas de su gente, sino que ese equipo se convierta en una inversión que produzca beneficios económicos para toda la comunidad angelina.

Qué les parece si una vez adquirido la luz verde de la NFL, los residentes de Los Ángeles tengan la mala fortuna de encontrar un empresario con las mismas características de Donald Sterling, ex dueño del equipo de basketball de los Clippers, o Dan Snyder, mandamás de los “redskins”.

El primero, Sternling, ofendió a la comunidad afroamericana con comentarios racistas. El segundo, Snyder, persiste con la idea de que el nombre de su equipo es una palabra inofensiva.

Por supuesto que “redskins” es vulgar y ofensivo. Es como si existiera un equipo de fútbol americano en la ciudad de Los Ángeles con el nombre de “los greasers” o “los wetbacks” o peor aún los “muds”.

La palabra “greaser” se utilizó durante el Siglo XIX para describir e insultar a los inmigrantes mexicanos, por los trabajos “sucios” que realizaban y por su supuesta apariencia “grasosa”. Este término, lamentablemente, lo legalizó el gobierno californiano por medio de una vergonzosa ley conocida como el Greaser Act (1855), misma que dispuso la prohibición de vagos grasosos en las calles.

Por su parte, Wetbacks fue utilizado desde la década de 1920 hasta hoy. Hace referencia a la forma cómo los inmigrantes latinoamericanos cruzan ilícitamente la frontera por el río Grande.

Al igual que greasers, el gobierno federal legitimó el uso de la palabra wetback al utilizarlo como una política de Estado en cuestiones migratorias. En 1954 se instituyó la llamada Operación Wetback para deportar a miles de indocumentadas, quienes habían llegado a este país por medio del Programa Bracero. Fue otra de las grandes vergüenzas de las altas esferas del gobierno en contra de la población latina.

Y el término “mud [people]” es utilizado por grupos racistas neonazis y skinheads para referirse a la gente latina.

Así, históricamente los euro-norteamericanos se refirieron a los grupos minoritarios étnicos con nombres vulgares, no solamente para insultarlos, sino también para relegarlos intencionalmente en los eslabones más bajos de la sociedad.

Lo mismo sucedió con el término de redskins, el cual es un nombre peyorativo que descalifica a la población originaria de Norteamérica.

Recientemente el periódico Washington Post optó en no utilizar esta palabra ofensiva en sus Editoriales por considerarla un insulto a la comunidad originaria. Obviamente, el reconocimiento de los editores de este medio de comunicación es valorable, pero siento que se queda corto.

Los periódicos y otros medios de comunicación deberían minimizar su utilización, especialmente para identificar al equipo de futbol de Washington. Por mi parte, desde hoy en adelante, yo simplemente me referiré a los […] como el “equipo de Washington”.