Demandan a ICE por muerte de detenido

Un hombre indocumentado con diabetes murió tras un año en prisión
Demandan a ICE por muerte de detenido
Las hijas de Roberto Aguilar Bautista recuerdan a su padre al sostener una foto de él.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La condena de 24 meses de cárcel que le dieron a Roberto Aguilar Bautista por reingreso ilegal al país se convirtió en una sentencia de muerte por la falta de tratamiento médico, denunciaron sus familiares.

A pesar de que padecía diabetes, dijo su abogado James Segall-Gutiérrez, la salud de Roberto empeoró a partir del 6 de febrero de 2013, cuando agentes de inmigración (ICE) lo arrestaron en su casa de Los Ángeles.

Roberto Aguilar tenía apenas 38 años de edad cuando el 4 de marzo de este año falleció de un paro cardíaco en una prisión federal de Texas.

Durante el proceso de inmigración estuvo recluido en el Metropolitan Detention Center (MDC) de Los Ángeles y tras recibir su condena, en agosto de 2013, fue trasladado a cárceles de Nuevo México, Oklahoma y finalmente a Texas, donde pasó sus últimos cinco meses.

En una carta que escribió en febrero de 2014, Roberto indica que cuando lo llevaron a la oficina de inmigración le dieron un medicamento que descontroló sus niveles de azúcar y le dañó los riñones.

“Posteriormente sufrí un ataque cardiaco y enseguida perdí la vista cuando estuve detenido en el MDC”, refiere el escrito que fue distribuido este viernes por su abogado durante una conferencia de prensa.

No recibí la atención médica adecuada a su tiempo y cuando operaron uno de mis ojos no volví a ver”, señala la carta que Roberto habría dictado a sus compañeros de celda un mes antes de morir.

Nancy Luna, con quien Roberto tuvo a sus dos hijas, -Génesis y Kassandra, de 6 y 4 años de edad-, dijo que funcionarios del Consulado de México en Los Ángeles pudieron constatar que no estaba recibiendo el tratamiento adecuado cuando lo visitaron en el MDC.

Roberto era chofer de grúas y, según dijo su pareja, trabajaba muy duro para mantener a sus hijas, ya que podía controlar sus niveles de azúcar.

“Su salud no estaba tan delicada como para que haya acabado tan rápido”, dijo sobre los trece meses que Roberto pasó en prisión, tiempo en que sufrió un ataque al corazón, tuvo insuficiencia renal, quedó ciego y luego murió.

A nombre de la familia, el abogado Segall-Gutiérrez presentó una demanda por violación de derechos civiles en contra del gobierno federal, incluyendo a ICE y al Buró Federal de Prisiones (BOP).

Virginia Kice, vocera de ICE, dijo que debido a que se trata de un litigio en proceso no podían hacer comentarios, pero que la atención médica para los detenidos por inmigración ha sido una prioridad desde que en 2009 se llevó a cabo una reforma en el sistema de detención.

De acuerdo con los registros de ICE, aclaró la vocera, Roberto Aguilar sólo estuvo en custodia de esa agencia durante 13 días, en febrero de 2013.

En diez anos, de 2004 a 2013, se han registrado 138 muertes en instalaciones de ICE, aunque el MDC, la cárcel del centro de Los Ángeles donde Roberto Aguilar estuvo detenido durante los primeros meses, y la prisión de Texas donde murió; no son administradas por las autoridades de inmigración, sino por el BOP.

Aquí, una lista de las muertes desde Octubre 2003.