Anemia ofensiva aniquila a Yankees

Un batazo de José Bautista fue suficiente para derrotar a los Yankees
Anemia ofensiva aniquila a Yankees
Michael Pineda no pudo detener a los Azulejos.
Foto: Getty Images

Cuando intentaban asimilar la mala noticia sobre la postergación del regreso de Masahiro Tanaka a su rotación de abridores, los Yankees chocaron de frente hoy con otra mala noticia: la baja de Jacoby Ellsbury, su mejor arma ofensiva en esta recta final, por un esguince en un tobillo. Ya en el campo, sin Ellsbury, los Yankees enviaron a la lomita a Michael Pineda para enfrentar a Drew Hutchison por los Azulejos de Toronto.

Tan temprano como en la primera entrada Pineda tuvo complicaciones y después de tolerar un imparable de José Reyes y sacar out a Kawasaki y Cabrera, vino José Bautista y con la cuenta en 0-2 la conectó por arriba de la cerca para llevar a la pizarra un 2-0 que iba a durar por lo que le quedaba al juego, ya que después del traspié Pineda se recompuso y tomó control sin permitir libertades. Mientras, Hutchison se hacía un festival con los bateaores de los Bombarderos que en cinco entradas apenas habían podido conectar un imparable por parte de Mark Teixeira.

En el séptimo inning, Pineda mostró los primeros signos de fatiga y después que Encarnación y Navarro le dieron un par de imparables, Joe Girardi lo envió a la ducha y trajo en su lugar a Shawn Kelley quien se hizo un llamativo 1-2-3 con Valencia, Pillar y Reyes para apagar la amenaza que pudo liquidar a Yankees.

También Toronto mandó a descansar a Hutchinson, de gran labor, y vino Aaron Sánchez quien se encargó de que los neoyorquinos mantuvieran su anemia ofensiva y sacó en filita a Ichiro Suzuki, Brett Gardner y Derek Jeter para matar la parte baja de la octava y arrimar más a Azulejos a la victoria.

Girardi trajo al zurdo David Huff para mantener la diferencia en busca de un milagro final, y aunque el serpentinero fue bautizado con un imparable de Steve Tolleson, pudo con la línea gruesa de bateo de Azulejos y sacó a Cabrera, Bautista y Lind, pero el cierre no trajo un cambio en la suerte de los Yankees que fracasaron en su intento ante el cerrador Sánchez quien se las ingenió para dejar en un inning a los visitantes y sacó sin afanes a Beltrán, Teixeira y McCann.

No tuvieron reacción los Yankees que después de permitir dos carreras en la primera entrada fueron incapaces de romper el pitcheo hermético de Toronto y se llevan a casa la derrota.

Con esta caída Yankees acumulan (70-64) con (6-4) en los últimos diez partidos.

El juego lo pierde Pineda (3-3) y lo gana Hutchisson (9-11). El joven Aaron Sánchez en primer trabajo de cerrador se lleva el salvado.