Un semana inolvidable para el tenis dominicano

Estrella Burgos se despide del US Open con un tenis de gran nivel ante Milos Raonic
Un semana inolvidable para el tenis dominicano
Víctor Estrella Burgos se lamenta durante un momento del partido de 3ª ronda del US Open ante Milos Raonic.
Foto: Al Bello / Getty Images

Nueva York – La mejor semana de la historia del tenis dominicano se cerró con un partido que Víctor Estrella Burgos nunca olvidará. El canadiense Milos Raonic (sembrado nº5 del torneo) sudó bajo el sol de Flushing Meadows para derrotar (7-6,7-6,7-6) en la tercera ronda del US Open a un tenista de 34 años que hasta hace seis días nunca había ganado un partido en un torneo de Grand Slam y que hasta ayer jamás había enfrentado a un Top 10.

“Hoy he perdido, pero fue mi mejor partido. Ha sido una semana increíble. No estoy triste”, comentó ‘Viti’.

Fueron sólo tres sets. ¡Pero qué tres sets! Lo que se anticipaba iba a ser un paseo para el campeón de las US Open Series (torneos previos al US Open que otorgan al ganador la posibilidad de llevarse aquí el mayor premio de la historia del tenis: $4 millones), se convirtió en una cerrada batalla punto a punto, juego a juego, en la que sólo los pequeños detalles en las tres muertes súbitas decantaron la balanza a favor de Raonic.

“He tenido mucha suerte. He ganado muchos tie breaks este año. Estoy jugando bien cuando más cuenta”, aseguró Raonic.

Y es que Estrella Burgos, número 80 del mundo, peleó como un “tigre”. Pese a sus 5′ 8″ (173 cm) de estatura mandó con un 63% de primeros saques. Tras cada uno de sus ocho aces, Raonic miraba al cielo incrédulo.

Para mi tamaño saco bastante bien y puedo mandar con mi derecha”, comento el dominicano.

A pesar a sus 34 años, barrió el fondo de la pista devolviendo los golpes cruzados de uno de los bombarderos del circuito, que llegó a sacar a 141 milllas por hora (sólo Karlovic e Isner llevan más aces este año).

Y pese a ir por detrás en el marcador todo el partido, luchó hasta la última bola ante un público que no paró de animarle con gritos de “¡Vamos Víctor! ¡Vamos Estrella!”.

Pero el ranking pesó más que el corazón en los desempates de cada set. Raonic controló los tie break con su poderoso servicio y ‘Viti’ cometió errores en momentos claves, como dos dobles faltas en la última múerte súbita. Nunca gozó de una bola de set, pero se ganó al público. La ovación que recibió de un repleto Grandstand en pie, en el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King, le humedeció los ojos.

Raonic tuvo palabras de elogio para Estrella Burgos, al que felicitó por su torneo al final del partido: “Es fenomenal ver que a sus 34 años está jugando su mejor tenis. Antes lo veías en los torneos challenger, en las rondas clasificatorias tratando de entrar en los torneos. Ahora entra directamente en torneos de Grand Slam. Es muy bueno verlo disfrutar de este momento”.

“Sin duda esta semana va a impulsar el tenis en República Dominicana. Espero que se construyan más públicas. Talento sí tenemos, no sólo para el béisbol”, pidió Estrella Burgos.