Rodgers vs. Russell, duelo de escapistas

Aaron Rodgers (Packers) y Russell Wilson (Seahwaks) deberán repeler la presión que les espera en el juego de apertura de la NFL
Rodgers vs. Russell, duelo de escapistas
Russell Wilson, quaterback de los Seattle Seahwaks.
Foto: Getty Images

Cuando Aaron Rodgers y Russell Wilson salten el jueves al emparrillado para abrir la temporada de la NFL, habrá que esperar que ambos mariscales de campo luzcan sus habilidades de pasadores, pero también su capacidad de mover las piernas.

Green Bay y Seattle poseen temibles líneas defensivas que harán que Rodgers, quarterback de los Packers, y Russell, de los Seahawks, pongan en práctica su movilidad detrás de la línea de golpeo.

Por parte de la escuadra de la bahía verde, Clay Matthews, Julius Peppers y Mike Daniels se presentan como uno de los tríos de “caza cabezas” más temibles de la Liga.

En el partido de arranque de la temporada, a efectuarse en la casa de los Seahawks, Russell será objeto de una presión constante cada vez que decida ir al aire.

Las circunstancias a las que se enfrentará el QB de Seattle no son nuevas si se toma en cuenta que la temporada pasada debió ejecutar varios actos de escapismo.

Durante la campaña 2013, el quarterback de los Seahawks se vio presionado en 250 intentos de pase, la mayor cantidad en ese rubro para cualquier mariscal de la liga.

Si bien es cierto que a Russell le espera un encuentro complicado en la trinchera, para Rodgers tampoco será un día de campo.

Más allá de la presión que deba soportar de los experimentados alas defensivos Cliff Avril y Schofield, O’Brien, el pasador de los Packers se verá obligado a improvisar debido a la poca protección que se espera le brinde su línea ofensiva.

La ventaja para Green Bay es que Rodgers es uno de los quarterbacks con más trucos bajo su manga a la hora de lanzar el ovoide.

No sólo es escurridizo con el mover de sus piernas, sino que el mariscal de campo de los Packers pude enviar pases sin que necesariamente tenga que adoptar la posición más ortodoxa para hacerlo.

Los ángulos en los que Rodgers puede acomodar su brazo para lanzar el balón le permite deshacerse del ovoide con agilidad, rapidez y puntería.

“Rodgers es algo así como Houdini”, dijo Avril al comparar las habilidades del quarterback de Green Bay con las del mago escapista que hizo leyenda el siglo pasado.

Con las cartas puestas sobre la mesa, que marcan la persecución constante de las defensivas sobre los mariscales de campo, Rodgers y Russell deberán de estar preparados para dar una de sus mejores actuaciones de escapismo.