Republicanos afinan puntería contra Obama

Preparan su agenda con ataques, pero no mencionan el tema de inmigración

La agenda del partido republicano se concentra en atacar al presidente Obama.
La agenda del partido republicano se concentra en atacar al presidente Obama.
Foto: Archivo / EFE

WASHINGTON, D.C.— Los republicanos de la Cámara de Representantes reanudarán la sesión legislativa el lunes próximo con solo dos semanas de actividades, y una inconfundible estrategia de atacar al presidente Barack Obama en todos los frentes.

El líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, el californiano Kevin McCarthy, emitió este jueves un memorándum que, en cinco páginas, delinea la agenda de septiembre, centrada en la economía y ataques a las políticas de Obama, pero de inmigración: nada.

Sin embargo, algunos líderes republicanos como el senador de Florida, Marco Rubio, han sugerido la idea de congelar los fondos para las operaciones del gobierno si Obama insiste en alivios migratorios para los indocumentados.

El documento critica la presunta pasividad de Obama en el manejo de grupos terroristas islamistas en Oriente Medio, como ISIS, y respalda una acción militar contra éstos.

“Entendemos que la guerra de los terroristas contra EEUU y nuestros aliados no ha acabado y ya es hora de que tomemos una acción militar contra grupos terroristas como ISIS”, argumentó McCarthy.

En el frente doméstico, los republicanos someterán a voto sendos paquetes de medidas, uno enfocado en la política energética, y el segundo en asuntos sobre creación de empleos.

También volverán a la carga contra “Obamacare”, al criticar “los aplastantes costos vinculados con esta ley”.

Frente a la presunta incompetencia del gobierno, la “agenda conservadora” busca “restablecer la competencia y sentido común”, dándole a los votantes la libertad de vivir su vida sin la injerencia del gobierno, explicó.

La Casa Blanca no ha reaccionado al documento, pero la oficina de la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, lo calificó como “algo extraño” y sin sustancia.

LEE ADEMÁS:

Los límites de Obama son políticos, no legales

Partido Demócrata dividido en torno al alivio migratorio

Conservadores arman un ‘ejército’ sin incluir a hispanos

Editorial: ¿Cierre de gobierno por acción ejecutiva?