El retraso del alivio migratorio cuesta más familias separadas

En dos meses que se retrase la legalización de por lo menos la mitad de los indocumentados, la economía pierde más de $1,000 millones
El retraso del alivio migratorio cuesta más familias separadas
Estados Unidos deporta 1,120 personas a diario, y no incluye a los excluidos que son regresados a sus países luego de ser arrestados en la frontera o que se les negara la entrada.
Foto: EFE

Un retraso de más de 60 días en el anuncio de medidas administrativas para proteger la deportación y ofrecer alivio migratorio temporal a ciertos indocumentados no sólo generará más dolor en la comunidad inmigrante sino miles de millones de dólares en pérdidas económicas y potencialmente, más de 70 mil deportados durante ese período de tiempo.

El cálculo está basado en la cifra oficial de 1,120 personas que Estados Unidos deporta a diario, y no incluye a los excluidos que son regresados a sus países luego de ser arrestados en la frontera o que se les negara la entrada.

Entre esos excluidos, también hay quienes se podrían beneficiar de medidas, por ejemplo, evitar su deportación inicial por un delito menor y que luego son expulsados del país sin proceso cuando intentan regresar con sus familias.

Las deportaciones tienen más que un costo económico, un costo social, indicó Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA).

“Decenas de miles sufrirán con este retraso”, dijo Salas. “Miles de niños perderán a sus padres. Se perjudicará a miles de vidas y familias, complicando su situación financiera, perdiendo hogares y casas, así como trabajadores en áreas en las que son necesarios. Y por supuesto, habrá niños que perderán a papá o a mamá”.

La propia Casa Blanca, que ahora está considerando posponer una vez más el anuncio de medidas administrativas hasta después de las elecciones del 4 de noviembre, había publicado hace unos meses unas impresionantes cifras del “costo de la inacción”, estimando lo que costaba al país y a la economía la falta de acción en reforma migratoria por parte del Congreso.

En la página web de “Obama for America” (brazo político del Presidente) se señala que “cada día que esperamos para aprobar la reforma migratoria, hay un costo para comunidades, negocios y economía”.

Tomando en cuenta que la acción administrativa podría ofrecer un estatus temporal a una parte de los indocumentados —que en el caso de los jóvenes con DACA (Acción Diferida) ha resultado tener beneficios similares a la legalización— se pueden estimar algunos posibles costos de esperar aún más para tomar estas decisiones.

-El gobierno federal estima que los trabajadores indocumentados, una vez logren papeles, podrían contribuir unos $80,000 millones a la economía del país en los próximos diez años. En dos meses que se retrase la legalización de por lo menos la mitad de los indocumentados, la economía pierde más de $1,000 millones.

-Los trabajadores que hoy están en la economía informal, una vez tengan papeles, contribuirán a balancear el presupuesto del país y a reducir los déficits en $40,000 millones, durante un período de diez años.

Los trabajadores legalizados contribuirían en $ 50,000 millones al fondo del seguro social en los próximos años. Mientras más se tarde en estabilizar esta población más tarde se realizarán sus contribuciones

– Se estima que cada año un cuarto de los deportados son padres de un niño ciudadano (100 mil al año), unos 16 mil niños verán la deportación de sus padres en los próximos dos meses.

5.5 millones de niños viven en familias donde hay al menos un indocumentado. La situación socioeconómica de las familias indocumentadas, en las que los padres ganan bajos salarios y tienen muchos trabajos, conducen a la pobreza, el estrés e inseguridad en la salud.

El gobierno federal detiene a 33 mil personas en promedio por violaciones a las leyes migratorias. El costo diario por persona en un centro de detención es de alrededor de $159. Al día, el gasto oscila entre $ 3.9 y $ 5.4 millones.