Barcelona, donde el baloncesto se hizo global

La selección de Myke Krzyzewski se juega contra Lituania el pase a la final de la Copa del Mundo en la ciudad que vio nacer al Dream Team en los Juegos Olímpicos de 1992
Barcelona, donde el baloncesto se hizo global
El Dream Team del 92, encabezado
Foto: Getty Images

“El baloncesto estaba a punto de explotar, y aquello fue la dinamita que hacía falta”. Así recuerda el seleccionador de Estados Unidos, Myke Krzyzewski, al que probablemente haya sido el mejor equipo de de todos los tiempos. El Dream Team que conquistó en Barcelona la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1992. Coach K era entonces asistente del seleccionador Chuck Daly, al frente de una selección repleta de leyendas como Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird o Charles Barkley que deslumbró al mundo con su juego y convirtió definitivamente al baloncesto estadounidense en el fenómeno global que es hoy.

“Se me pone la piel de gallina”, reconoce Krzyzewski al volver a pisar la pista del Palau Sant Jordi. “Cuando estuvimos aquí hace 22 años, éramos como los Beatles o los Stones, como un grupo de rock. ¿Podía haber algo mejor? Fue una experiencia única y qué mejor ciudad para vivirla que Barcelona”.

Cuatro años antes, en los Juegos de Seúl 1988, Estados Unidos se había tenido que conformar con el bronce con un equipo formado por universitarios. La del 1992 fue la primera cita olímpica con profesionales de la NBA y como resumió Daly, iba a pasar a la historia: “Veréis otra vez un equipo de profesionales en los Juegos, pero no creo que volvais a ver uno como el Dream Team. Fue majestuoso”.

Veinte años más tarde, en la gira de preparación de los Juegos Olímpicos de Londres del 2012, Coach K y su equipo pasaron de nuevo por Barcelona para disputar dos partidos de exhibición contra los combinados de España y Argentina. Aquel equipo no resplandecía como el Dream Team, pero contaba con auténticas figuras de la talla de Lebron James, Kobe Bryant, Kevin Durant o Carmelo Anthony, que acabarían colgándose el oro olímpico en la capital británica unas semanas después.

En 2014 Krzyzewski ha vuelto a Barcelona para defender el título mundial conseguido en Turquía hace cuatro años. Lo hace con un grupo de jugadores con un perfil distinto al equipo de ensueño de 1992. “Teníamos 11 jugadores que forman parte del ‘Hall of Fame’, dirigidos por un gran entrenador como Chuck Daly. Este es un grupo más joven, un equipo que está en desarrollo”. De momento, Estados Unidos ha vencido con solvencia todos los partidos disputados y solo queda un último escalón, Lituania, para llegar a la final de Madrid.

Para algunos de los actuales jugadores de Estados Unidos, con una edad media de 24 años, el recuerdo del Dream Team suena un poco más lejano. “Todos hemos escuchado sobre la leyenda del Dream Team, pero ya hace mucho tiempo de eso”, asegura Derrick Rose.

En cualquier caso, parecen estar encantados con su estancia en Barcelona y algunos han aprovechado los momentos de descanso para conocer la ciudad. Seguro que, como es costumbre, han escuchado los consejos del Coach K, que define a Barcelona como “una de las ciudades más bonitas del mundo” y asegura que siempre que la visita “me siento afortunado”.