El Papa casa a 20 parejas en el Vaticano

Entre los contrayentes se encontraban madres solteras y personas que ya convivían.
Sigue a La Opinión en Facebook
El Papa casa a 20 parejas en el Vaticano
La misa se realizó en la Basílica de San Pedro.
Foto: EFE

El papa Francisco celebró este domingo la boda de 20 parejas en la Basílica de San Pedro a quienes manifestó que el matrimonio no es “una ficción” sino que pertenece a la “vida real” por lo que tendrán que afrontar “con reciprocidad” las diversas circunstancias con las que se topen en su camino.

Con esta ceremonia, el Sumo Pontífice realiza sus primeras bodas.

Entre los contrayentes se encontraban madres solteras y personas que ya convivían.

La agencia Notimex amplía la información

“Con su amor, el marido tiene el deber de ayudar a la esposa a ser más mujer, y la esposa tiene el deber de hacer más hombre al marido”, dijo el pontífice durante la homilía.

Señaló que en el matrimonio no todo es color de rosa y que también habrá discusiones. “Es normal, para siempre, pero lo importante es que no termine el día sin haber hecho las paces: basta un pequeño gesto…”.

Se trató de los primeros matrimonios celebrados por Francisco. La última ceremonia del tipo tuvo lugar en el Jubileo de 2000, cuando Juan Pablo II casó a ocho parejas.

“El amor de Jesús, que ha bendecido y consagrado la unión de los novios es capaz de mantener su amor y de renovarlo cuando humanamente se pierde, se lacera, se agota”, dijo el pontífice.

“El amor de Cristo puede restituir a los esposos la alegría de caminar juntos”, añadió.

Insistió en que el matrimonio “no es un camino sin obstáculos, sin conflictos, pues sino no sería humano; es símbolo de la vida, de la vida real, no es una ficción, es un sacramento del amor de Cristo y de la Iglesia que encuentra en la Cruz su garantía”.

Según el Papa “es incalculable la fuerza, la carga de humanidad contenida en una familia. La ayuda recíproca, el acompañamiento educativa”.

“Las familias son el primer lugar en el que nos formamos como personas y al mismo tiempo con los ‘ladrillos’ para la construcción de la sociedad”, agregó.

Al término de la ceremonia el Papa interrogó 40 veces a los novios, uno a uno, con la fórmula de las intenciones. Todos respondieron “sí” a la pregunta de si querían tomar como esposa o esposo a su pareja, luego de lo cual Francisco les impartió la bendición.

Entre las novias había una madre soltera, Gabriella, que declaró a la Radio Vaticana su alegría por poder casarse con Guido, un hombre al que la Sacra Rota anuló su anterior matrimonio.

Los elegidos para ser casados son parejas como muchas otras. Entre ellos hay parejas que ya viven juntas, algunas que ya tiene hijos y otras que se conocieron en la Iglesia”, informó la diócesis de Roma.