Hospitalizan en Nueva York a la comediante Joan Rivers

La popular presentadora y humorista estadounidense Joan Rivers fue trasladada este jueves de urgencia a un hospital de Nueva York aquejada de problemas respiratorios.
Sigue a La Opinión en Facebook

La popular presentadora y humorista estadounidense Joan Rivers fue trasladada este jueves de urgencia a un hospital de Nueva York aquejada de problemas respiratorios.

Rivers, de 81 años, fue llevada al hospital Monte Sinaí de Manhattan desde la consulta de un médico en la que, según medios locales, se estaba sometiendo a una intervención quirúrgica en las cuerdas vocales.

“Los familiares agradecen a todo el mundo las numerosas muestra de amor y apoyo que han recibido. Proporcionaremos más información sobre su estado de salud cuando esté disponible”, dijeron fuentes del centro médico en el que Rivers fue ingresada.

Un portavoz del departamento de Bomberos de Nueva York confirmó que los equipos de emergencia trasladaron este jueves “a una mujer” con una parada cardiorrespiratoria al Monte Sinaí, aunque evitó dar el nombre de la paciente.

En los últimos años Joan Rivers se ha dado a conocer entre las nuevas generaciones con su programa “Fashion Police” (Policía de la moda), en el que analiza de forma implacable las vetimentas que lucen los famosos en la alfombra roja, y con el programa de telerrealidad que protagoniza junto a su hija llamado “Joan & Melissa: Joan Knows Best?”.

Nacida en Brooklyn en 1933 bajo el nombre de Joan Alexandra Molinsky, Rivers saltó a la fama en los años 60 gracias a su su trabajo como comediante sobre los escenarios y por sus apariciones en el programa “The Tonight Show” de Johnny Carson.

En los años 80 lanzó su propio programa nocturno de entrevistas, “The Late Show”, y más adelante presentó un espacio matutino llamado “The Joan Rivers Show”.

En los últimos meses Rivers -quien es conocida por las múltiples operaciones de cirugía plástica a las que se ha sometido- había estado promocionando su último libro, “Diary of a Mad Diva” (Diario de una diva loca).

La presentadora, famosa por no morderse la lengua a la hora de decir lo que piensa, protagonizó una polémica hace unas semanas al asegurar que “los palestinos merecen morir”, tras ser preguntada sobre la incursión militar israelí en Gaza.