Odile causa devastación a su paso por Baja California

Su efecto llegó hasta Sonora; se convierte en tormenta tropical y pone en alerta a Ensenada

Los fuertes vientos dañaron el tendido eléctrico y volcaron decenas de autos.
Los fuertes vientos dañaron el tendido eléctrico y volcaron decenas de autos.
Foto: Getty foto

BAJA CALIFORNIA, México

Los 26 mil turistas que están varados en ciudades vacacionales de la península mexicana de Baja California están comenzando a ser evacuados mediante puentes aéreos, tras el paso del huracán Odile, que causó numerosos daños materiales aunque no víctimas mortales.

Daños son incuantificables aún, pero al sur de la península donde golpeó Odile por todas partes se veían ayer autos volcados, techos, semáforos, postes de luz, árboles y anuncios espectaculares derribados

El director de Protección Civil de Sinaloa, Ismael Checa, informó en una entrevista con medios locales que el primer vuelo desde San José del Cabo hasta la ciudad de Mazatlán salió esta mañana con 147 personas a bordo y que se fletarán cuatro vuelos similares más a lo largo del día de ayer a esta ciudad.

Odile tocó tierra la medianoche del domingo y continúa su avance por el golfo de California, debilitado como tormenta tropical, pero provocando intensas lluvias, por lo que sigue la alerta en la zona. Odile se encontraba ayer sobre tierra a 25 kilómetros al sureste de Bahia de Los Angeles, BC. y 290 km al sur de Puerto Libertad (Sonora).

Por el arribo de Odile, convertido en tormenta tropical, la Dirección de Protección Civil Municipal activó la alerta roja para el sur del municipio de Ensenada, lo que significa que la población debe mantenerse bajo resguardo y cancelar las actividades al aire libre ante el peligro de tormentas con vientos de hasta 75 kilómetros por hora