Sin miedo al coco

Sin miedo al coco
El coco es un alimento rico en nutrientes y su uso es variado en la cocina.
Foto: Reforma

Muy utilizado en las gastronomías caribeña, el coco es un fruto del cual se obtienen subproductos con diferentes beneficios y valores nutrimentales.

“El coco es bajo en carbohidratos y gracias a su contenido de fibra ayuda a mejorar la digestión y tiene minerales como calcio, magnesio y potasio, ayuda a fortalecer uñas, dientes y cabello así como la mineralización de los huesos”, comenta la nutrióloga Mariana Serratos.

El agua de coco natural contiene más electrolitos que una bebida deportiva e hidrata dos veces más rápido que el agua, por lo que se recomienda su consumo para deportistas o personas deshidratadas, siempre verificando que no contenga azúcares añadidos.

Otro producto que se ha popularizado recientemente es la harina de coco, utilizada para elaborar panes o pasteles libres de gluten.

“Sin embargo, el coco es la fruta con mayor contenido energético, su pulpa aporta muchas calorías y cada 100 gramos de su aceite o manteca aportan 87 gramos de ácidos grasos saturados”, señala Serratos.

“El sabor y aroma del aceite de coco es más intenso que el de otros aceites vegetales, desde ese punto de vista es muy popular, pero si hacemos la comparación nutrimental, no es tan recomendable por su alto contenido de ácidos grasos saturados”, comenta Debby Blachman, ingeniero en alimentos, quien sugiere utilizarlo sólo para aromatizar