Agencias policiacas de EEUU recibieron entrenamiento antiterrorista en Israel

En septiembre de 2013, miembros de escuadrones antibombas de ciudades a lo largo de la frontera con México fueron a Israel para mejorar sus tácticas para hacer frente a la inmigración indocumentada
Agencias policiacas de EEUU recibieron entrenamiento antiterrorista en Israel
El Departamento de Seguridad Nacional ha destinado unos $34,000 millones a gobiernos estatales para armamentos militares.
Foto: Getty Images

@alvaradoisa

La militarización de unas 500 agencias del orden de Estados Unidos, entre éstas la Policía de Los Ángeles (LAPD), a través de un polémico programa del Pentágono que les entrega armamento bélico desde la década de 1990, también se forjó con múltiples viajes de entrenamiento a Israel.

El exagerado operativo de la Policía en Ferguson en las manifestaciones desatadas por la muerte de un joven afroamericano elevó la preocupación sobre los “ejércitos locales”, que surgen en los vecindarios armados con tanquetas, ametralladoras, lentes infrarrojos y uniformes militares.

Pero poco se ha hablado de la formación que después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 han recibido al menos 300 agentes policiacos de alto rango en Israel, traslados que han pagado la Liga Anti-Difamación, el Proyecto de Intercambio del Comité Judío Americano y otras organizaciones semitas.

También en ese país han observado la operación de drones. En febrero lo hizo una delegación del LAPD que visitó empresas que elaboran estas pequeñas aeronaves, despertando airadas críticas.

La policía angelina inició sus entrenamientos en Israel en 2002, según reportes de prensa. En una visita un detective de la agencia recibió formación sobre medidas de seguridad en grandes concentraciones de personas, lo que derivó en un nuevo protocolo que se ha aplicado en la entrega de los premios Oscar.

“Ellos han pagado el precio por ello”, dijo al Jewish Journal el agente del escuadrón antibombas del LAPD Ronald Capra, tras regresar de un viaje a Israel en 2011 en el que él y otros tres policías aprendieron sobre el manejo de artefactos explosivos y técnicas para contener ataques suicidas.

El traslado costó 18 mil dólares y fue pagado por la Federación Judía del área de Los Ángeles.

En septiembre de 2013, miembros de escuadrones antibombas de ciudades a lo largo de la frontera con México fueron a Israel para mejorar sus tácticas para hacer frente a la inmigración indocumentada y explosivos caseros, que ya han decomisado a carteles mexicanos de la droga en esa región.

“Así podemos recibir capacitación directa y experiencia de los israelíes que ha estado enfrentándose a improvisados artefactos explosivos en sus fronteras”, comentó al canal NBC-4 de Tucson el sargento Chris Rogers, del escuadrón regional antibombas de Pima, en el estado de Arizona.

?>