La champaña espera en Anaheim

Los Angels están a punto de ser campeones de la División Oeste de la Liga Americana
La champaña espera en Anaheim
Collin Cowgill es puesto out en segunda en el partido del lunes pasado cuando los Angels garantizaron su pase a los playoffs.
Foto: Getty Images

Una larga espera de cinco años terminó el lunes pasado cuando los Angels de Los Ángeles vencieron 8-1 a los Marineros de Seattle.

Ese triunfo garantizó a la novena de Anaheim un lugar en la postemporada que arranca el 30 de septiembre, dos días después de que la campaña 2014 haya pasado a la historia.

Pero el manager Mike Scioscia se negó a celebrar porque tanto él como sus dirigidos se han trazado como objetivo ganar la División Oeste de la Liga Americana.

A la hora de la elaboración de esta nota el número mágico para que los Serafines se adjudicaran el banderín divisional era el 2.

Eso significa que los festejos con champaña y la tradicional música estridente podían ser esta noche en el Angel Stadium.

Los Angels sólo necesitan doblegar a Seattle y que esta victoria se combine con una derrota de los Atléticos de Oakland que juegan con los Rangers de Texas.

“No quiero minimizar este momento, pero los muchachos están empeñados en ganar la división y seguir adelante y estoy con ellos”, dijo Scioscia el lunes paado a los medios de comunicación mientras hacía a un lado tres gorras que lucían parches que anunciaban “Postseason 2014”.

“Tenemos que salir a trabajar si queremos ganar la división. Eso es lo que te pone en los playoffs con la frente en alto. Esa ha sido nuestra meta desde el primer día”, sostuvo.