María Echaveste, de trabajadora del campo a próxima embajadora

Sería la primera mujer en representar a EEUU en México
María Echaveste, de trabajadora del campo a próxima embajadora
De ser aprobada por el Senado, Echaveste reemplazará a Anthony Wayne en el cargo.
Foto: UC Berkeley

Washington.- La mexicoamericana María Echaveste ha conocido de primera mano la dura labor del campo en EEUU, ha defendido a los inmigrantes y ha ostentados altos cargos políticos. Ahora, el presidente Barack Obama le encarga su próximo reto: ser la primera mujer embajadora de EEUU en México.

De ser confirmada por el Senado, Echaveste reemplazará a Anthony Wayne, que ocupa el cargo desde agosto de 2011.

El proceso de confirmación se perfila fácil, según allegados a Echaveste, que afirman que ésta aportará al cargo una gran sensibilidad personal y una amplia experiencia profesional.

“No se me ocurre mejor persona para el cargo. Toda su vida, María ha estado comprometida, a nivel personal y profesional, con los asuntos relacionados con México. Ha abogado por la reforma migratoria, siempre ha defendido los derechos de los trabajadores… su vida entera es prueba de la diversidad y la promesa de este país”, afirmó David Ayon, copresidente junto a Echaveste de la Iniciativa de Liderazgo Mexicoamericano (MALI).

Por su parte, Andrew Selée, vicepresidente ejecutivo del Centro Woodrow Wilson, tiene más de una década de conocer a Echaveste, desde sus inicios en la junta de asesores del Instituto de México y da fe de que ella tiene una “excelente capacidad para resolver problemas”, además de experiencia en gobierno, negocios, y activismo.

“Ha demostrado un enorme compromiso con las familias migrantes y con los vínculos económicos y sociales entre EEUU y México”, señaló Selee.

El congresista demócrata por California, Xavier Becerra, instó al Senado a que la apruebe sin demora, al destacar que Echaveste está altamente cualificada, y ha sabido representar a EEUU “dentro y fuera del país durante tiempos de estrés”

Nacida en Texas de inmigrantes mexicanos, lejos de ocultar su origen humilde, Echaveste lo saca a relucir con orgullo.

En abril del año pasado, durante un foro en Berkeley recordó sus días de adolescencia recogiendo fresas, tomates e incluso algodón.

En esa ocasión, Echaveste renovó su pedido de seguir luchando por una reforma migratoria, mejores escuelas y cuidado médico para los inmigrantes porque, a su juicio, es un proyecto que se puede lograr, si todos suman fuerzas

Estados Unidos y México gozan de una estrecha relación bilateral, con un comercio diario de unos $1,300 millones, aunque también han surgido fricciones en torno a la escurridiza reforma migratoria y la lucha antidrogas.

En la actualidad, Echaveste dirige un programa de desarrollo del Instituto Earl Warren para Política Legal y Social en la Universidad de California en Berkeley.

Obtuvo su licenciatura de Stanford en 1976 y posteriormente su título de abogada en Berkeley en 1980.

Fue subjefa de gabinete entre 1988 y 2011, durante la presidencia de Bill Clinton, además de trabajar brevemente en el Departamento del Trabajo. También prestó servicio como representante especial en Bolivia en 2009.

En el sector privado, Echaveste ayudó a fundar NVG, un grupo dedicado a establecer estrategias políticas.

Echaveste está casada con un abogado afroamericano, se convirtió al judaísmo y, fiel a la dimensión binacional de su biografía, realiza viajes regulares a México, donde aún vive su madre. Su padre falleció el año pasado.