‘Siento rabia contra mi hermano’

Hombre es acusado de matar con cuchillo a su propio hijo de 6 años
‘Siento rabia contra mi hermano’
Yolanda Sánchez reconoció los problemas de adicción que tenía su hermano, quien es acusado de matar a su propio hijo de 6 años.
Foto: Fotos: ciro cesar

@Yorshmore

Los gritos de un hombre bañado en sangre despertaron a residentes de la calle 88, en el vecindario de Florence-Firestone, cuando minutos después de la medianoche del miércoles se descubrió que un niño había sido acuchillado.

El hombre que gritaba y decía incoherencias al verse las manos llenas de sangre era Alejandro Sánchez Santoyo, de 38 años de edad, quien ha sido acusado de asesinar a su hijo Nathan, de 6 años.

Detectives del Sheriff acordonaron la calle, entre la avenidas Compton y Maie, durante 14 horas mientras analizaron la escena del crimen.

Padre e hijo vivían solos en una casa móvil instalada en el patio trasero. La madre de Nathan murió días después de dar a luz, según contaron vecinos.

Otros residentes del área mencionaron que Alejandro Sánchez padecía problemas de alcoholismo y que recién había salido del hospital donde fue internado por su adicción a las drogas.

Yolanda Sánchez reconoció los problemas de adicción que tenía su hermano y que estaba desempleado.

“No sé lo que pudo haber pasado, mi sobrino me decía que su papá tomaba mucho y yo le decía que dejara de tomar”, dijo la tía de Nathan. “Siento mucho coraje contra mi hermano, que todo lo que tenga que caer sobre él, que caiga”.

Alejandro Sánchez solía trabajar en la construcción, pero a decir de algunos vecinos, desde desde hacía tres meses no podía encontrar empleo

Gritaba desesperado “¿Por qué lo hice?”

Testigos de la trágica noche en la calle 88 contaron que el padre de Nathan gritaba desesperado “¿Por qué lo hice?” mientras se veía las manos ensangrentadas.

La evidencia y el testimonio del propio padre, dijo el detective Eddie Hernández, apuntan a que se trató de un filicidio (cuando un padre o madre da muerte a su hijo).

Cuatro horas después del crimen Alejandro Sánchez fue fichado y se le impuso una fianza de un millón de dólares.

El detective Hernández dijo que el niño fue encontrado aún con vida, pero murió en el Hospital Saint Francis.

Un niño cariñoso

El pequeño Nathan fue recordado como un niño cariñoso, que se llevaba bien con su padre, pero que en ocasiones se mostraba temeroso de regresar a casa.

Ernestina Quintero, quien solía cuidarlo, recordó que en mayo pasado lo llevó a Disneyland. Un día antes de morir, tras regresar de la escuela, Nathan disfrutó de la pequeña alberca que doña Ernestina puso en el patio para que los niños que cuida se refrescaran.

“Se metió con todo y ropa y le pregunté por qué”, mencionó la niñera. “Me dijo que porque no tenía calzones limpios porque su papá no había ido a lavar porque no tenía dinero”.