Una guerra personal: veteranos regresan y se hallan sin hogar (fotos)

Se estima que hay 6 mil veteranos sin hogar en Los Ángeles

Una guerra personal: veteranos regresan y se hallan sin hogar (fotos)
Steve Nava ha vivido en un albergue para veteranos en Inglewood desde hace un año. Como él, una multitud de veteranos están sin hogar y sin empleo.
Foto: Archivo / La Opinión

aracelimartinez

“Si no estuviera en este lugar, viviría en la calle. Así de sencillo”, suelta sin pensarlo dos veces Steve Nava mientras voltea a mirar las paredes del refugio que ha sido su hogar por más de un año.

“¡Esto es un santuario para mi! Se toma largo tiempo recuperarse del desorden postraumático. Algunos nunca lo logran. A mi lo que más me afectó fue ver tanta sangre”, confía.

Nava encontró un techo en el refugio de Inglewood, que US VETS, la organización no lucrativa más grande de veteranos en el país, ofrece a los ex militares que no tienen posibilidades para pagar una casa propia.

El ex militar había corrido con suerte cuando salió del Ejército: consiguió empleo como supervisor en un almacén, tenía una familia y una casa pero perdió el trabajo y su esposa le pidió el divorcio.

Con el apoyo de US VETS, a sus 47 años es un estudiante de tiempo completo en artes culinarias. “Mi sueño es convertirme en chef”, dice.

“Se estima que hay 6,000 veteranos en las calles de Los Ángeles”, dice Blas Villalobos, director de programas comunitarios y servicios de US VETS.

La legislatura estatal calcula que un cuarto de todos los ex soldados desamparados del país, están en California. De los casi 40 mil desamparados que tiene el condado de Los Ángeles, uno de cada nueve es veterano.

Luis Fernando Paz es un veterano de mediana edad, quien vivió casi seis meses en las calles del centro de Los Ángeles.

“Llego un punto que no me importaba, lo que me pasara”, reconoce.

Fue marino por 10 años. Estuvo en Beirut, Grenada y en los conflictos de Centroamérica. “Yo tuve un desorden postraumático por todo lo que había visto en el servicio. No es fácil reintegrarse cuando has estado 24 horas bajo fuego. Tenía familia, pero no quería hablarles de lo que miré”, dice.

Para escapar del estrés que le dejó la guerra, comenzó a usar y vender drogas. Acabó en la calle y fue a dar a la prisión.

A punto de salir fue contactado por US VETS que le ofreció ir a vivir al refugio para ex militares desamparados de Inglewood. Ahí dejó sus adicciones y obtuvo la certificación para ejercer como consejero.

No es fácil para los miles de soldados que dejan el servicio militar y vuelven a la vida civil, encontrar un empleo y mucho menos vivienda accesible.

El refugio de US Vets en Inglewood da techo a 554 veteranos.

Recibe a veteranos sin empleo, sin vivienda y con problemas de abusos de sustancias.

El lugar ofrece vivienda temporal y permanente, así como servicios de alimentación, salud mental, gimnasio, sala de computadoras, entrenamiento y colocación laboral, y hasta ropa para las entrevistas de trabajo.

US VETS tiene once refugios para veteranos en todo el país, dos de ellos en el condado de Los Ángeles y uno Riverside. En total, atienden a 3,000 veteranos que no tienen un techo

“En este refugio tenemos veteranos que aunque tienen un empleo no ganan lo suficiente para pagar una renta”, explica Stephen Peck, veterano de Vietnam y quien es el presidente de US VETS.

“Necesitamos construir más vivienda a precios económicos en Los Ángeles porque aquí las rentas son muy caras”, indica.

“Es desgarrador, ver a los jóvenes que vuelven, y no saben que hacer. Sus familias no les pueden ayudar. Están durmiendo en los autos, en cocheras. No es correcto después de que han servido al país, tenemos que hacer más para ayudarlos”, precisa.

A partir del próximo año, la proposición 41 aprobada por los votantes en junio, creará 5,000 viviendas a precios accesibles con bajos intereses para los veteranos en el estado.

“No va a solucionar todo porque tenemos 15 mil veteranos sin techo en California pero es un buen principio”, anota Peck.

El alcalde Eric Garcetti anunció este verano que tiene como meta terminar el desamparo entre los veteranos para finales de 2015.

Para mayor información sobre los servicios que ofrece US VETS visite www.usvetsinc.org

El refugio en Inglewood se encuentra en: 733 South Hindry Ave. El teléfono es 310-744-6501