Piden padrinos para niños de LA en hogares temporales

La mayoría de los menores en hogares temporales son latinos

Piden padrinos para niños de LA en  hogares temporales
El 40% de los niños que necesitan ayuda están en Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura

Cerca de 28,500 menores hispanos se encuentran en el sistema de hogares temporales de California, cifra que dobla a cualquier otro grupo racial, según un directivo de la organización Court Appointed for Children Advocates (CASA).

Más del 40 por ciento de los menores están en el condado de Los Ángeles.

Además, explicó la directora ejecutiva de CASA de Los Ángeles, Dilys Tosteson García, el 48% de los menores que está en el Servicio de Cuidado Temporal de Crianza en California es hispano.

“La realidad es que la mitad de los niños en el sistema son latinos y nuestra organización, que se dedica a entrenar voluntarios para que ayuden estos niños, encuentra que muchas veces hacen falta más voluntarios”, explicó.

El problema se agudiza en el condado de Los Ángeles donde el 56 % de los menores que están bajo la responsabilidad de la División de Servicios de Niños y Familias (CFS) son hispanos.

Para que los casos de estos menores avancen adecuadamente es importante que haya un “padrino o madrina”, es decir una persona que esté al tanto de su caso e informando adecuadamente al sistema social y de justicia sobre el menor.

“Lo que hemos aprendido es que cuando hay una persona prestando atención a la situación de un niño, las cosas avanzan mejor. Es así de sencillo y es una solución muy básica”, anotó Tosteson al resaltar la importancia de esta ayuda voluntaria a los menores.

Con motivo de la celebración del Mes de la Herencia Hispana, según hace énfasis la organización, esta oportunidad de voluntariado para ayudar a los menores a que avancen en su proceso y puedan volver a sus hogares o sean adoptados permanentemente por la familia, es una excelente forma de celebrar la cultura y los valores hispanos.

Y al contrario de lo que se podría esperar, los requisitos no son complicados.

Tosteson García explicó que lo más importante para convertirse en voluntario para ayudar a un menor hispano alejado de sus padres, es tener sentido común, la capacidad de compromiso y el poder hablar inglés y español.

“Lo más importante es que la persona tenga sentido común y que esté dispuesta a trabajar con nosotros cuando se le asigne un niño específico”.