Divorciados y gays tienen su día en el Sínodo

El papa pidió libertad y respeto a las diversas expresiones

Divorciados y gays tienen su día en el Sínodo
El papa Francisco (der.) da la apertura, con su discurso, del Sínodo extraordinario de obispos realizado en El Vaticano.
Foto: EFE.

Un matrimonio católico australiano expuso ayer ejemplos de acogida en su entorno de divorciados y homosexuales, durante el Sínodo extraordinario sobre la familia que comenzó en Ciudad del Vaticano y durará hasta el 19 de octubre.

El matrimonio formado por Ron y Mavis Pirola, casados hace 55 años, recordóque unos amigos suyos estaban pensando celebrar una reunión familiar una Navidad cuando su hijo gay les preguntó si podía asistir con su pareja. Los padres, recordaron, “creen plenamente en las enseñanzas de la Iglesia” y acogieron con agrado a la pareja porque se trataba de su hijo.

El matrimonio también contó otra anécdota de una amiga suya, divorciada, de quien dijeron que “no siempre se siente aceptada en su propia parroquia”, pero va regularmente a misa.

Y prosiguieron: “Para el resto de su parroquia, ella debería ser un modelo de valentía y compromiso frente a la adversidad. De gente como ella aprendemos a reconocer que todos llevamos un elemento de ruptura en nuestras vidas.”

La pareja también subrayó que “apreciar la ruptura ayuda enormemente a reducir la tendencia a ser juzgados por los demás”.

Desde ayer y durante toda la semana los 253 participantes del Sínodo expondrán sus posiciones sobre la familia