Lamentan la muerte de 5 jóvenes latinos en OC

Todos eran menor de edad, mientras que el conductor, único que sobrevivió, no portaba licencia

Lamentan la muerte de 5 jóvenes latinos en OC
No hubo uso de drogas, pero se presume que el accidente podrá haber sido a causa de conducir a una velocidad alta.
Foto: Captura ABC

Fueron cinco jóvenes latinos los que perdieron la vida la madrugada del sábado 5 de octubre en un accidente automovilístico en Irvine que dejo al conductor en condición crítica en el hospital.

Familiares y amigos de los jóvenes se reunieron anoche frente a la escuela Capistrano Valley High School para realizar una vigilia en su memoria.

Bradley Morales, de 16 años, conductor del coche y quien no portaba licencia, fue el único que sobrevivió la tragedia.

El accidente ocurrió sobre la Carretera 5, cuando éstos regresaban a sus casas después de un día lleno de diversión en el parque de atracciones Knott’s Scary Farm. A la altura de la Avenida Sand Canyon, alrededor de las 2 de la mañana, fue cuando el joven perdió el control del auto y chocó con una barandilla.

Cuando llegaron los bomberos, el vehículo estaba montado sobre una barda de 20 pies de alto y en llamas.

Jenny Campos, Jenny Bahena, Matthew Melo, Alex Sotelo y Brandon Moreno perdieron la vida en el accidente. Según las autoridades, recibieron quemaduras graves.

Morales fue trasladado a un hospital, donde fue tratado por una fractura en su cráneo.

Sotelo y Melos apenas habían ingresado a la preparatoria y formaban parte del equipo de fútbol de su escuela, mientras que Moreno estaba por salir de Carl Hankey Middle School.

Campos y Bahena eran estudiantes de la preparatoria Laguna Hills donde jugaban waterpolo. Campos recién había celebrado su quinceañera en julio.

Según las autoridades, no hubo uso de drogas, pero se presume que el accidente podrá haber sido a causa de conducir a una velocidad alta.