El debate del aborto

César Leo Marcus escribe sobre inmigración y otros temas de interés para la comunidad latina
El debate del aborto
La práctica del aborto es legal en este país desde hace más de cuarenta años.
Foto: Archivo

Cada vez que hay elecciones en los Estados Unidos surge la misma discusión sobre el aborto, como si de ellos dependiera la aprobación o legalización del aborto a nivel nacional, cuando la práctica del aborto es legal en este país desde hace más de cuarenta años. Incluso Barak Obama desde su época de Senador Nacional apoyo el aborto, y la Primera Dama Michel Obama ha defendido la “libertad de la mujer a elegir que hacer con su cuerpo”. El problema lo tiene el Vicepresidente Biden, planteando un tema de conciencia entre su fe en Dios y su lineamiento partidario. Recuerdo que en el 2012 Biden afirmo: “Como hombre de fe católica, estoy en contra del aborto, pero esa convicción no la puedo imponer a los americanos”.

El aborto es legal desde 1973

El aborto referido a la interrupción voluntaria o inducida del embarazo, es legal en todos los estados de Estados Unidos desde la sentencia de la Corte Suprema en el Caso Roe contra Wade, de 22 de enero de 1973. Esta sentencia prohibió a todos los estados a imponer restricciones o prohibiciones que pudieran limitar el aborto. Roe v. Wade es uno de los casos más controvertidos y políticamente significativos de la historia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Este es el caso emblemático sobre el aborto, hasta la actualidad, por los temas que plantea y transformó la política nacional, dividiendo al país en pro-Roe (pro-aborto) y anti-Roe (pro-vida), inspirando un fuerte activismo de ambos lados. Realmente el fallo deja muchos temas sin resolver, como no reconocer los derechos de la vida humana fetal, desde la concepción hacia adelante, aunque muchos, como Barak y Michel Obama y la mayoría de los demócratas, defienden la “libertad de la mujer a elegir qué hacer con su cuerpo”, y es verdad que la mujer y el hombre tienen derecho a elegir qué hacer con su cuerpo, como operarse su busto o nalgas, corregir su nariz o mentón, incluso tatuarse cualquier parte del cuerpo. Pero el asesinato de un ser humano (aunque solo sea un feto), no debería ser una decisión protegida por la ley, la realidad es que el ser que está en su cuerpo no es parte de su decisión, ya que es una vida independiente. Este concepto no es religioso ni social, sino científico, un corazón humano que late es un ser vivo independiente, y nadie puede decidir sobre él.

La realidad en Estados Unidos

The National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Division of Reproductive Health, al que llamaremos CDC, es un organismos nacional que lleva datos estadísticos sobre los casos de aborto en los Estados Unidos. El último dato real es del año 2008, donde fueron reportados 3.451.951 nacimientos y 825.564 abortos, estimándose que el numero de abortos a sobrepasado el millón para el 2013, o sea 234 abortos por cada 1.000 nacidos vivos, el 23,4% de los niños por nacer no lo harán, es decir que en un año mueren asesinados por sus madres más americanos que en todas las guerras mundiales. Más de la mitad de abortos, el 58%, fueron realizados en mujeres de 20/29 años, en cambio las adolescentes de 13/19 años llegan al 19%, las mujeres de 30/39 años el 14% y las mayores de 40 años representan el 9% de los abortos. Otro tema es el momento en que se interrumpió el embarazo, ya que los abortistas sostienen que dentro de las 8 semanas el feto aun no es humano, tema que es muy discutido científicamente, pero aunque tomemos este dato por válido, solo el 60% e los casos la interrupción fue antes de las 8 semanas de gestación, pero del resto el 30% fue a las 13 semanas, el 7% a las 20 semanas y el 3% posterior a las 21 semanas.

Un dato importante es el reporte de las razas de las mujeres que abortaron, el 40% fueron mujeres de raza negra, 32% hispanas, 20% blancas y el 8% asiáticos. En este punto descubrimos un siniestro plan de los abortistas en su mayoría demócratas, el 80% de los fetos asesinados pertenecen a negros, hispanos y asiáticos, un dato que no debemos olvidar por ser un punto oculto muy sombrío que resaltan algunas iglesias, cuando analizan los datos provistos por el The National Center Reproductive Health, CDC, vemos que entre los tres grupos de mujeres no blancas que abortan suman 800.000 embarazos de las minorías negras, latinas y asiáticas que son interrumpidos anualmente, creando un control de la natalidad inducido en grupos raciales determinados, este tema no es menor cuando se presupone que esta práctica se incremente en las clases pobres, justamente las que son mayoría las mujeres de raza negra y las hispanas.

Religión y economía

Es muy importante aclarar que la práctica del aborto está prohibida en todas las religiones importantes del mundo, incluyendo católicos, cristianos, judíos y musulmanes. El Papa Francisco, que ha propuesto profundas reformas a la Iglesia Católica mundial, ha dicho: “En Estados Unidos el asesinato anual de mas de un millón de seres humanos a punto de nacer, es un crimen de lesa humanidad”. El problema es que en las votaciones, tanto presidenciales como legislativas, son los latinos y afroamericanos católicos el principal contingente que llevo a los demócratas al poder, sin comprender que ellos son quienes atentan contra su propia integridad como minoría.

Pero también hay una visión únicamente económica del tema, donde el control de nacimientos de mas de un millón de niños anualmente desde 1973 hizo envejecer a la población americana al punto critico que estamos ahora, en los próximos años la población de retirados se duplicara, y el gobierno necesitara duplicar el dinero para Medicare, Seguro, y pago de jubilaciones, el problema es que cuando se creó el sistema de jubilación o retiro, había seis trabajadores por cada retirado, ese numero en la década de 1950 (pos guerra), bajo a cuatro por uno, ahora por lo que vemos es dos por uno, o sea que dos trabajadores deberán aportar los suficiente para pagar el retiro de una persona mayor de 65 años, y a su vez mantener a sus hijos menores de 18 años, esto es imposible.

Hasta la próxima.