El extraño mundo de los cubiertos especializados

¿Ha quedado confundido en alguna reunión social por la variedad de nuevos utensilios para llevarnos la comida a la boca? No es el único. Descubra en esta nota de BBC Mundo la cubertería más curiosa.

Una diseñadora ha creado un conjunto de cubiertos muy especiales para llamar la atención sobre el número de utensilios “absurdos” que han surgido últimamente.

Entre los cubiertos que diseñó Lee Ben David se encuentran un sujetador de tomates cherry, un abridor de pan de pita, una espátula para alcachofas y un extractor de edamame.

Cada uno es útil para un único tipo de alimento.

Sus combinaciones de cuchillo y tenedor fueron diseñadas para fiestas de cócteles. Permite a los comensales tener un plato en una mano y al mismo tiempo un cuchillo y tenedor en la otra.

“Me di cuenta de la absurda cantidad y variedad de cubiertos disponibles, ya sea un cuchillo diseñado solo para pescado o un tenedor para ensaladas”, dice.

La cubertería de Ben David no será producida en masa, pero la cubertería especial tiene una larga historia.

Los cuchillos para filetes son quizás los más comunes. Un anuncio de Mappin and Webb publicado en 1914 en el diario londinense The Times promocionaba un conjunto de “cubertería de confianza” que incluía seis cucharillas de huevo, un tenedor de pepinillos y una cuchara para chutney, una especie india.

En el Titanic había 200 tijeras para uvas, 400 lenguas de espárragos y 1.000 tenedores para ostras.

Escribiendo en las páginas del The Times en 1960, WC Levesley de Bakewell se quejaba de lo inútiles que eran los cuchillos de acero inoxidable, algo que hoy muchos han aceptado como el estándar.

“¿Cuánto tiempo va a soportar el público inglés un cubierto que está desafilado, casi inútil y que se encuentra en las mesas de casi todos los restaurantes del país?”, protestaba.

Algunos cubiertos modernos son diseñados para que dejes de comer. Hapifork, un tenedor electrónico “inteligente” controla cuánto comes y cuán rápido. Te avisa si estás comiendo demasiado o muy deprisa.

Sin embargo, un instrumento de 1948 diseñado para evitar la comida nunca se hizo popular. La cuchara de sopa mecánica fue pensada para aquellas cenas en las que el anfitrión servía sopas intragables.

La cuchara permitía al comensal verter el líquido por un tubo oculto bajo la manga de la chaqueta y conectado a una botella de agua caliente. El olor era disipado por un pequeño ventilador.