Más angelinos practican culto a la Santa Muerte (fotos)

Casas de oración en Los Ángeles rinden culto a la controversial figura

Más angelinos practican culto a la Santa Muerte (fotos)
La Iglesia de La Santa Muerte en Huntington Park.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

@LaOpinionLA

Un chal color rojo vivo, una falda negra y un sombrero de cuero pretenden dar vida a La Muerte.

Ella mide mas de seis pies de altura y en una mano sostiene su peculiar guadaña, una especie de cuchilla curvada, y en la otra, una esfera que simboliza el mundo.

No tiene ojos pero su mirada prepotente llama la atención y atrae a muchos al altar principal en esta iglesia de La Santa Muerte en Huntington Park.

Y es que para muchos angelinos, “La Santísima Muerte” es su santo predilecto y hoy en día hay varias casas de oraciones e iglesias que hacen cultos para rendir tributo exclusivamente a La Santa Muerte.

“La mal entienden por su aspecto. La ven con su figura esquelética y piensan que es algo satánico” comenta “El Profesor Juan” encargado de esta Iglesia de la Santa Muerte en Huntington Park.

Su trabajo es “incrementar la fe entre los creyentes”.

Según “el Profesor,” ella es un Ángel que Dios creo “y sí viene a recogernos, pero solamente cuando Dios se lo Ordena” Juan asegura que hay mucha desinformación sobre La Santa Muerte pero hoy en día hay mas creyentes que veneran abiertamente a “la santita”

La Opinión visitó a varias casas de oración e iglesias dedicadas a la Santa Muerte alrededor de Los Ángeles donde cientos de creyentes se reúnen entre dos y tres veces por semana para rendir culto al este esqueleto encapuchado.

En estas iglesias y casas de oraciones abunda la variedad de “Santas.”

Las hay vestidas de indio azteca y con pelucas, Algunas llevan coronas de reina. Hay rojas negras y blancas. Hay grandes y chiquitas, algunas con tono serio y tenebroso y otras con una sonrisa picarona. Todas sin excepción, traen su guadaña o guillotina curvada en su mano izquierda, como diciendo: “Dame respeto o si no…”

En La casa de oración a La Santa Muerte sobre la calle Alvarado hay una “Santa” con vestido de novia, enterrada en el piso del local y visible por un plexiglás. Esta rodeada de billetes y flores. Aquí la encargada es “la Profesora Cielo” y ella concuerda que hay mucha desinformación sobre este “Ángel”.

“Es un error muy grande pensar que los únicos creyentes en la santa muerte son las prostitutas y los traficantes,” comenta La Profesora Cielo. “La Santa no conoce de razas ni de limites. Ella escucha y da protección a gente de todos caminos.” La Profesora asegura que su local recibe entre 100 a 200 personas cada domingo, entre ellas, familias enteras que vienen a venerar “La Santa” y a compartir testimonios de milagros.

“Algunos piden trabajo, otros unión familiar, La Santa muerte escucha todas tus plegarias y te las concede si le pides de corazón”, comentó Cielo en la casa de oración a La Santa Muerte sobre la calle Alvarado, cerca del centro de Los Ángeles.

“La cuestión es esta, todos tenemos un destino, un camino escrito por Dios pero cuando uno muere, no quiere decir que la santa muerte es culpable de llevarse todas las almas. La gente dice se la llevo la muerte, pero nosotros somos los que decidimos si vamos a seguir el camino del bien o del mal”, comentó la profesora.