No reportan graves daños por el sismo

No reportan graves daños por el sismo
Una vivienda colapsó tras el temblor. .
Foto: EFE

San Salvador

El sismo de 7.3 grados Richter que sacudió el pasado lunes a El Salvador, causó un muerto, el desalojo de varias familias, 18 viviendas afectadas y el desprendimiento de tierra en el oriente del país.

De acuerdo con el segundo balance de ProtecciOn Civil, sólo se tuvo que lamentar el fallecimiento de un indigente quien pereció tras caerle un poste del tendido eléctrico en Milagro de la Paz, en el departamento oriental de San Miguel, unos 125 kilómetros de la capital.

Unas 22 personas fueron desalojadas en la Isla Rancho viejo como parte de la alerta de Tsunami que emitió el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), pero ayer regresaban a sus respectivas viviendas, confirmó el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

El funcionario detalló que 14 de las viviendas tienen daños leves y otras cuatro colapsaron por tener construcción de adobe en San Pedro Nonualco y San Rafael Oriente, siempre en la región de San Miguel.

“No hemos tenido daños en infraestructura”, afirmó Meléndez, aunque señaló que ha dado inicio una evaluación más detallada para conocer si hay más daños a nivel nacional.

Precisó la obstrucción de la carretera entre Santiago de María, Alegría y Chirilagua, en el departamento de Usulután, por el desprendimiento de una roca grande, pero unidades del Ministerio de Obras Públicas está en el lugar removiéndola.

Otros leves desprendimientos de tierra se localizaron en otras zonas del oriente, donde el impacto del sismo fue mayor.

En tanto la cancillería de Costa Rica informó que el sismo no afecto a los residentes de este país en El Salvador y Nicaragua

“Los informes preliminares sobre el impacto del terremoto (…) que sacudió la noche del lunes El Salvador y también sentido en Nicaragua indican que no hay víctimas entre los ciudadanos costarricenses que radican en esos países”, señaló la cancillería, en un comunicado.

Aunque se manejó desde el principio que el sismo fue de 7.4 grados y localizado en la costa de Usulután, a 100 kilómetros de la capital salvadoreña, el MARN definió que el terremoto fue de 7.3 en la misma escala y su epicentro fue en la costa de La Unión.

El evento localizado a 65 kilómetros al sur de la costa del departamento oriental de la Unión, unos 168 kilómetros de la capital, con una intensidad de seis en San Salvador y con una profundidad de 40 kilómetros de profundidad.

Meléndez confirmó que desde el sismo grande se han registrados 13 réplicas con magnitudes de entre 3.5 y 4.2 grados en la costa de Usulután.