Una opción para iniciar tu historial de crédito

Tarjetas de crédito seguras ayudan a quien empieza de cero
Una opción para iniciar tu historial de crédito
Foto: Shutterstock

Si no tienes historial de crédito es muy difícil que puedas conseguir un crédito ya sea a través de tarjetas o para comprar un coche, por ejemplo.

¿Y cómo se rompe esta cadena que te complica las compras en Internet, el alquiler de un apartamento o la adquisición de una línea de celular?

Hace unos meses estas mismas páginas se ocupaban de las tarjetas de crédito de las tiendas como una de las posibilidades de romper esta trampa de la falta de crédito. Hoy te presentamos otra, las tarjetas de crédito seguras (secured credit card).

Se trata de una tarjeta hecha a la medida de las personas que no tienen historial crediticio o tienen una calificación tan baja que no van a poder acceder a las tarjetas convencionales.

El motivo es que este tipo de tarjetas exigen un depósito como aval que es igual al límite que el crédito de la tarjeta. Es decir, que si pides un crédito de $1,000 habrá que dejar en depósito la misma cantidad. Es un dinero que normalmente será devuelto (menos comisiones) cuando se cancela si has pagado tus facturas puntualmente.

La diferencia entre esta tarjeta y las prepagadas de débito es que las de crédito te ayudan a crear historial como pagador y las de débito no. No obstante, si vas a solicitar una de estas tarjetas de crédito seguras cerciorarte (pregunta al emisor) de que se informa de su uso a los buró de créditos, Equifax, Experian y TransUnion.

El problema de estas tarjetas para personas sin historia crediticia o calificación subprime (alto riesgo) es que suelen tener una comisión anual relativamente elevada e intereses (APR) más elevados que el resto. El consejo es que se compare entre varias para evitar pagar demasiadas comisiones porque las hay mejores y peores. Busca una que no te pida por una comisión de apertura o un seguro. Si tienes acceso a un Credit Union, infórmate ahí porque suelen ser más baratas.

Las instrucciones de uso para el objetivo que se quiere —construir o reconstruir la historia crediticia— son muy simples.

Paga íntegramente tus cuentas a tiempo y no uses todo el crédito que tienes disponible. Tu calificación crediticia se verá perjudicada si llegas al límite de este porque estas mandando señales de que eres un riesgo. Si necesitas más del 20% o 25% del crédito de forma continuada, haz un depósito mayor

Al cabo de un año de buen uso, por lo general se puede optar a una tarjeta convencional, normalmente mas barata