Vaticinan un gran terremoto en San Francisco (video)

Investigadores aseguraran que las fallas que pueden causarlo han aculado ya mucha energía
Vaticinan un gran terremoto en San Francisco (video)
Un hombre saca un asiento de seguridad de un vehículo en una cochera derrumbada por el terremoto de 6.1 en Napa, California.
Foto: Josh Edelson/AFP / Getty Images

Cuatro fallas sísmicas altamente estresadas del sistema de San Andreas ​​y que se localizan en la densamente poblada Área de la Bahía se están moviendo en la superficie y podrían causar un gran terremoto en cualquier momento, de acuerdo a los científicos que las estudian.

La Agencia EFE amplía:

El área de la Bahía de San Francisco podría experimentar terremotos mayores de lo previsto en el futuro cercano, según un estudio publicado el lunes en el Boletín de la Sociedad Sismológica de Estados Unidos.

El informe, liderado por James Lienkaemper, científico del Servicio Geológico de EE.UU. en Menlo Park (California), señala que la situación es especialmente preocupante en cuatros fallas en áreas urbanas alrededor de San Francisco.

Las citadas fallas han acumulado suficiente energía como para desencadenar un terremoto de una magnitud entre 6,8 y 7,1 en cualquier momento.

Lienkaemper alertó de que la Falla Green Valley, en el condado de Solano, podría desencadenar un terremoto mayor de lo que se pensó en un principio y que podría alcanzar una magnitud de 7 grados.

El informe sale a la luz menos de dos meses después de que un terremoto de magnitud 6, con epicentro a menos de diez kilómetros de la ciudad de Napa, causase grandes destrozos a finales de agosto en el corazón vinícola californiano.

A la Falla Green Valley, se suman las Calaveras, Hayward y la falla de Rodgers Creek.

Lienkaemper y sus colegas han estado analizando los pequeños y continuos movimientos en las fallas del Norte de California durante años.

Los científicos calculan que el próximo gran terremoto en cualquiera de las cuatro fallas podría ser comparable al de magnitud 6,9 en Loma Prieta, que tuvo lugar hace 25 años y dejó 63 muertos y 6.000 millones de dólares en daños.

Los científicos aseguraron que las fallas Hayward y Calaveras podría desencadenar terremotos de magnitud 6,8, y Rodgers Creek y Green Valley podrían causar sismos de magnitud 7,1.

El Servicio Geológico Estadounidense sostiene que hay un 63 % de posibilidades de que se produzcan uno o varios temblores de magnitud 6,7 o mayores en el área de San Francisco en los próximos 30 años.

San Francisco ha invertido más de $10 mil millones en los últimos 15 años para prepararse para un gran terremoto, al reforzar la estructura de los edificios para que sean capaces de soportar un gran temblor.