‘Eres como una hermana para mí’

Qué hacer cuando la persona que nos gusta nos quiere sólo como amiga

Si tu amigo no puede verte como mujer y se empeña en hablar de sus citas con otras chicas, quizás debas alejarte de la relación.
Si tu amigo no puede verte como mujer y se empeña en hablar de sus citas con otras chicas, quizás debas alejarte de la relación.
Foto: Shutterstock

“Eres tan buena amiga. No sé qué haría sin ti”.

Uno creería que un comentario de este tipo enorgullece el corazón de cualquiera. Pero no siempre es así. Cuando te pasas horas escuchando las desventuras románticas de alguien que te gusta, deseando ser tú la protagonista de su romance, hay pocas cosas que duelen más que el rótulo de amiga.

Incluso algunos casos de “amigos con beneficios” pueden ser penosos, si uno de los dos secretamente querría algo más, pero siente que tiene que conformarse con la amistad.

No es fácil quedar atrapada en la “zona amistosa” porque si bien aprecias la compañía de la persona y no quieres perderla, te duele que no te considere para una relación sentimental.

¿Le digo o no le digo?

Yesennia Rojas, de 30 años y separada, opina que es mejor no decir nada. Según la residente de Los Ángeles, los amigos son las personas que nos caen bien, pero no tan bien, como para empezar una relación romántica.

“Si quedamos de amigos, es por algo”, opinó Rojas y contó que en su trabajo tenía un amigo que un año atrás le confesó estar enamorado de ella. “Me hizo sentir muy incómoda, y después ya no fue igual. Hubiese preferido que no me diga nada”.

Pero animarnos a declarar nuestro amor no siempre es una mala idea. Existen incontables historias románticas que nacen de una amistad.

El doctor Jeremy Nicholson, experto en relaciones de pareja ofrece algunos consejos para escapar de la “zona amistosa”.

* Aléjate un poco y muéstrate menos interesada. Contrario a la tendencia de las mujeres enamoradas de mostrar interés y estar siempre disponibles, Nicholson aconseja prepararse para dejar la relación, si ésta no te brinda lo que quieres y necesitas.

“Aquellos que están más dispuestos a dejar la relación tienen el poder de guiar la relación”, señaló. Al mismo tiempo, cuando no estás siempre disponible, se siente más tu ausencia y se te valora más. “La gente valora más algo cuando es raro de encontrar, o cuando lo han perdido”, señala. Búscate otro amigo que te sepa apreciar.

* Más pedidos y menos favores. En lugar de ser tú la que siempre lo está escuchando y haciéndole favores, comienza a pedirle que te ayude a ti. Nicholson explica que cuando alguien te hace un favor, tiende a involucrarse más en tu vida. Cuánto más se invierte en una relación, más significado ésta cobra.

Si intuyes que has caído en una “zona amistosa” sin salida, pero te cuesta convencerte de que la relación no da para más, te ofrecemos una serie de indicios que te ayudarán a decidir si es hora de buscar amor en otra parte.

* Tu amigo o amiga sólo te llama cada vez que se pelea con su pareja, o cuando necesita pedirte un favor.

* Te pide que lo ayudes a armar su perfil en match.com, o eHarmony, porque está tratando de conocer una chica para formar pareja.

* Cuando te presenta a sus amigos, te describe como, “Mi amiga, que es tan buena persona”, y al rato agrega, “Estoy tratando de conseguirle un novio, si saben de alguien, pásenle el teléfono”.

* Te pide que lo acompañes a comprarle un regalo para una chica que recién conoció, y te pide tu consejo “como mujer” de cómo actuar, o dónde llevarla en la primera cita.

Por sobre todas las cosas, nunca olvides cuan grande es el mundo, y cuantos hombres hay pululando por allí. Si tu amigo no puede apreciar tu belleza y tus cualidades como mujer, probablemente no te merezca.

Ya deja de perder el tiempo escuchando sus aburridas historias de amor y haciéndole favores, y sale a buscar a alguien que sí te sepa valorar.