La virulenta politización del ébola en EEUU

Enfermeras piden protecciones por ébola y republicanos exigen prohibición de vuelos

Los primeros contagios en Estados Unidos desataron críticas al gobierno
Los primeros contagios en Estados Unidos desataron críticas al gobierno
Foto: EFE

Washington.- La Administración Obama insiste en que los estadounidenses no deben temer un brote de ébola, pero el mensaje no apacigua ni a las enfermeras, que piden más protecciones, ni a los republicanos que han politizado el asunto.

Durante una rueda de prensa en Washington, miembros del sindicato AFT de Enfermeras y Profesionales de la Salud, exigieron hoy mayores protecciones y protocolos de seguridad para contener el virus del ébola.

La presidenta del segundo sindicato más grande de enfermeras de EEUU, Randi Weingarten, delineó un plan de tres puntos para responder al ébola:

Protocolos para evitar más infecciones y capacitar a los trabajadores en todas las instalaciones médicas.


LEE MÁS NOTICIAS SOBRE EL ÉBOLA


Creación de unidades especiales para tratar a los pacientes, con personal que incluya a doctores, enfermeras, técnicos de laboratorio y trabajadores de limpieza.

Inclusión de representante de trabajadores de salud en la “línea de defensa” en la adopción de planes de contingencia.

Las enfermeras no quieren que lo que ocurrió en el Hospital Presbiteriano de Dallas (Texas), donde murió el liberiano Thomas Eric Duncan, se repita en otros hospitales del país.

Dos de las enfermeras que lo atendieron contrajeron el ébola, aparentemente por una serie de errores en los protocolos.

“Nuestra máxima prioridad es resguardar la seguridad de nuestras comunidades… las enfermeras y trabajadores de salud están en la primera línea de defensa” y necesitan protección, dijo Weingarten, quien advirtió contra “el juego de politiquería con los fondos” para frenar el ébola.

Pero la politización del manejo del ébola está alcanzando un nivel virulento en el país, y cada vez son más los líderes republicanos que exigen restricciones de vuelos y visas para personas de Africa Occidental, además de programas audiencias en el Congreso.

Hoy mismo, el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, bajo control republicano, examinó los errores y aciertos del CDC y demás agencias federales en el manejo del caso en Dallas.

“La confianza y credibilidad de la Administración y del gobierno se están apagando” y EEUU “debe hacer lo posible por proteger a los estadounidenses de un brote”, dijo el republicano Tim Murphy, al presidir la audiencia.

Aunque las posibilidades de contraer el bola son mínimas en EEUU, algunos republicanos, entre éstos el senador por Texas, Ted Cruz, han aprovechado el temor de los estadounidenses para sumar puntos entre los votantes.

El presidente la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, insiste en que EEUU prohíba vuelos provenientes de Sierra Leona, Guinea y Liberia, los tres países afectados por la epidemia del ébola, porque, a su juicio, existen dudas sobre la seguridad aérea y los esfuerzos para evitar la propagación del moral virus.

Insatisfecho con la respuesta del gobierno, el senador republicano Rand Paul advirtió recientemente de que este problema puede quedar fuera de control.

Obama ha cancelado viajes de recaudación de fondos esta semana para atender de cerca el manejo del ébola, para lo cual también ha pedido el despliegue de equipos “SWATpara responder de forma expedita a cada nuevo caso.