Los proyectos tecnológicos de Will.I.am, Ashton Kutcher y Justin Timberlake

Hay muchas caras famosas que se apuntan a la moda de sacar aplicaciones, pero sólo unos pocos se aventuran en profundidad en el mundo de la tecnología. Te contamos algunos que lo han hecho con éxito.
Los proyectos tecnológicos de Will.I.am, Ashton Kutcher y Justin Timberlake
Will.i.am durante una presentación de su empresa tecnológica I.am+

Sacar una app con tu nombre parece ser el equivalente de hace unos años a comercializar tu propio perfume. Quizá por ello en los últimos años hemos visto una proliferación de caras famosas que se apuntan a la moda de las nuevas tecnologías.

Kim Kardashian, Tom Hanks, Madonna, Taylor Swift, Snoopy, Alicia Keys, Bjork… son algunos de los que lo han probado, con mayor o menor éxito.

Además de fortalecer la marca de su imagen, está de moda eso de ser un poco geek y subirse al carro de las nuevas tecnologías.

Pero entre todos ellos destacan unos pocos que, además de prestar su cara bonita, decidieron apostar algo más en serio por la industria, invirtiendo en compañías emergentes o startups, participando activamente en los círculos de Silicon Valley o abriendo sus propias empresas en internet.

Aquí, tres celebridades que de verdad se implicaron en el mundo tecnológico.

El músico de Black Eyed Peas lleva varios años interesado en la industria tecnológica.

Trabajó como director de innovación creativa para Intel entre 2011 y 2012, un título que es más bien honorario, pero que implica un primer pie en el mundo de la tecnología.

Además, es un activo promotor de la educación STEM, en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, según las siglas en inglés.

Con su compañía i.am+ está tratando de abrirse mercado en la industria combinando la moda y la tecnología.

Para ello está innovando en la creación de productos tecnológicos ponibles, conocidos en inglés como “wearables”, entre ellos mochilas, zapatos y un bolso, además del Foto.sosho, una carcasa para el iPhone 4 y 4S que transformaba su cámara de 5 megapixels en una de 14.

Esta semana, el carismático músico añadió un nuevo producto a su catálogo, con el lanzamiento de Puls, un dispositivo para llevar en la muñeca que parece un reloj inteligente aunque Will.i.am insiste en que “no es un reloj”.

El caso es que el músico hace parecer el aparato bastante cool y entrará a competir con los productos similares de gigantes de la industria como su exempresa Intel, además de Samsung y Apple.

Aunque muchos críticos del mundo de la tecnología son escépticos ante sus intentos por entrar en el mundillo, es innegable que el músico y empresario parece consecuente al insistir en invertir en proyectos tecnológicos, en parte, según sus propias declaraciones, porque se ha convertido en un modelo a seguir para los jóvenes.

“Tengo que levantar esta compañía”, dijo.

“No sólo por mí sino por los chicos a los que les digo que se dediquen al STEM. Les estoy diciendo que no se queden parados en la esquina y que aprendan a programar. ¿Y después yo no lo hago?”.

Otra de sus colaboraciones recientes es con el proyecto iDEA del príncipe Andrew de Inglaterra, orientado a ayudar a miles de jóvenes británicos a desarrollar las habilidades necesarias para convertir sus ideas en negocios digitales.

A sus 36 años, es conocido globalmente sobre todo como actor, pero Ashton Kutcher es además un exitoso inversor en empresas emergentes.

Hace ya años invirtió a título personal en Foursquare, la red social que te permite compartir en redes sociales en qué lugar estás.

El éxito de esa primera inversión lo introdujo en el mundo de las startups o empresas emergentes, y en 2009 puso su dinero en Skype.

Se dice que para cuando Microsoft compró Skype dos años más tarde, el actor había triplicado su plata.

En 2011 Kutcher también invirtió en Airbnb, esta vez ya a través de su propia entidad de capital emprendedor, llamada A-Grade Investments, con la que también ayudó a financiar YPlan, Uber y Getaround, entre otras muchas.

Si bien no todo han sido ganancias, en lo que se refiere a celebridades que actúan como ángeles de inversión Kutcher está a la cabeza de la lista.

Y a juzgar por las apuestas que ha hecho, el actor tiene ojo para invertir en buenas ideas.

Pero además, desde octubre de 2013 Kutcher trabaja como ingeniero de productos para la multinacional china de informática Lenovo.

Si bien otras celebridades han prestado antes sus rostros para respaldar marcas tecnológicas, una conocida estrategia de marketing, parece que Kutcher se ha implicado personalmente en el desarrollo de la línea Yoga de tabletas de Lenovo.

Otra de las celebridades en lo alto de la lista de famosos ángeles de inversión es el músico convertido en actor Justin Timberlake.

Aunque apostó por varias empresas emergentes, su más conocida incursión en al mundo de la tecnología fue la adquisición en 2011 de buena parte de la red social en problemas Myspace, de manos de News Corporation, del grupo Murdoch.

La empresa fue vendida por US$35 millones.

Justin Timberlake está involucrado en la gestión de la estrategia de negocio de Myspace, que fue una exitosa red social hasta que en 2008 perdió su dominio del mercado ante Facebook.

La caída de la popularidad de Myspace en pocos años fue dramática, y aún después de la llegada Timberlake la red social no ha logrado recuperar la gloria de antaño.

Ahora continúa funcionando pero más como un catálogo para profesionales de la música que como una red social.

Bono, el cantante de la legendaria banda irlandesa de rock U2, invirtió con éxito al comprar un 1% de la red social más popular del mundo, Facebook.

Lady Gaga invirtió en el servicio de música Turntable.fm.

Y Leonardo DiCaprio, apostó varios millones de dólares por Mobli, una aplicación para compartir fotos.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de

@un_mundo_feliz