Al cuerpo sin vida de Joan Rivers no se le realizó una autopsia

La famosa comediante falleció el pasado mes de septiembre

Guía de Regalos

Al cuerpo sin vida de Joan Rivers no se le realizó una autopsia
Joan Rivers, una neoyorquina total.
Foto: Agencia Reforma

Aunque la oficina de examinadores médicos de Nueva York determinó que la humorista Joan Rivers falleció el pasado mes de septiembre debido a la falta de oxígeno en el cerebro durante una operación rutinaria de las cuerdas vocales, las causas exactas de su muerte no llegarán a conocerse nunca ya que su hija Melissa no concedió a las autoridades médicas permiso para que un equipo de patólogos analizase el cuerpo sin vida de su madre, según informa el portal TMZ.

De acuerdo a las leyes del estado de Nueva York, los médicos deben respetar los deseos de la familia del fallecido siempre y cuando no existan evidencias criminales en relación a la muerte. Así que, pese a que la investigación llevada a cabo por los forenses ha concluido que la estrella televisiva falleció a los 81 años de edad a consecuencia de “complicaciones quirúrgicas previsibles”, la decisión de no llevar a cabo una autopsia impide determinar si existió algún tipo de trauma diferente, como una punción en la garganta.

Las autoridades médicas responsables de realizar la autopsia de Joan emitieron un comunicado el pasado jueves aclarando que durante la fatal cirugía el cerebro de la artista fue privado del oxígeno necesario después de sufrir una parada cardiorrespiratoria en la mesa de operaciones.

“La oficina de examinadores médicos de la ciudad de Nueva York ha concluido su investigación. La causa de la muerte de la señora Rivers fue una encefalopatía anóxica consecuencia de un paro hipóxico durante una laringoscopia y una endoscopia gastrointestinal superior, realizadas con el anestésico propofol, para analizar las razones de los cambios en la voz y el reflujo gastroesofágico que sufría la paciente. La causa de la muerte fue una complicación quirúrgica. La clasificación del fallecimiento como una muerte por complicación quirúrgica significa que la muerte fue causada por una complicación quirúrgica previsible durante la operación”, reza el informe.

En un principio, Joan se sometió a una operación rutinaria de garganta en la clínica privada Yorkville Endoscopy de Nueva York, pero fue trasladada de urgencia al hospital Mount Sinai donde se la indujo un coma después de que los médicos no lograsen resucitarla tras sufrir una serie de complicaciones en quirófano.