Alcalde de Murrieta renuncia después de ser arrestado por DUI

A pesar de la renuncia, indicó que continuaría buscando la reelección
Alcalde de Murrieta renuncia después de ser arrestado por DUI
A Long le detectaron un nivel de alcohol en la sangre de .07, justo debajo del límite de .08 que establece el estado de California.
Foto: Policía de Murrieta

Alan Long, el alcalde de Murrieta, anunció ayer su dimisión del cargo luego de haber sido arrestado la semana pasada por conducir bajo la influencia del alcohol y dejar a cuatro jovencitas heridas al chocar con su auto.

Long, de 44 años, fue arrestado la noche del jueves luego del choque ocurrido en la esquina de las avenidas Jefferson y Lily. Al momento del accidente, la Policía de Riverside le detectó un nivel de alcohol en la sangre de .07, justo debajo del límite de .08 que establece el estado de California, aunque las autoridades todavía esperan los resultados de un examen de sangre tomado al alcalde. El fue detenido por cargos de manejar ebrio y causar lesiones corporales, según registros de la cárcel del condado de Riverside.

Agentes policiales determinaron que una camioneta había golpeado un auto donde viajaban cuatro estudiantes de la secundaria Murrieta Valley. Las jovencitas de entre 14 y 17 años eran porristas de la escuela y sufrieron lesiones moderadas a mayores, según un comunicado de la Policía.

“Los agentes contactaron al conductor de la camioneta que era el único ocupando ese vehículo. El conductor tenía señales y síntomas consistentes con estar bajo la influencia del alcohol. El conductor participó en pruebas estándar de sobriedad y los agentes determinaron que estaba impedido de manejar”, lee el comunicado policial.

Long, que fue electo en noviembre de 2010, buscaba la reelección basándose en una campaña de seguridad y carácter moral. A pesar de la renuncia, indicó que continuaría buscando la reelección.

El Alcalde de Murrieta, ciudad que estuvo en el ojo del huracán este verano cuando grupos antiinmigrantes impidieron el arribo de niños y familias migrantes a un centro de la Patrulla Fronteriza en ese lugar, acaparó atención mediática en julio cuando la Patrulla Fronteriza intentó llevar a cientos de familias migrantes que estaban cruzando la frontera en Texas a un centro de procesamiento en Murrieta.

Long se quejó de la falta de respuestas de la Patrulla Fronteriza y criticó la acción del Gobierno federal.

“Este problema debe ser resuelto por el Gobierno federal en Texas. Allá deben destinar recursos y dinero. Si pueden montar una ciudad militar en el extranjero, por qué no hacerlo para los inmigrantes en Texas, en lugar de traerlos por todo el país, de un sitio a otro sin darles el cuidado que necesitan”.