Fiscalía mexicana ofrece $5.3 millones por los estudiantes desaparecidos

Policías federales han intensificado la búsqueda de los 43 normalistas que desaparecieron desde el pasado 26 septiembre

Guía de Regalos

Fiscalía mexicana ofrece $5.3 millones por los estudiantes desaparecidos
La sociedad exige la presentación con vida de los jóvenes.
Foto: Getty Images

México.- La Procuraduría General de la República (PGR) intensificó el lunes su campaña para localizar a los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos el pasado 26 de septiembre y, mientras la Policía Federal y el ejército tomaron el control de 13 municipios del norte de Guerrero, lanzó su oferta de $5.3 millones.

Esta cifra es la suma total de los $125 mil -en su equivalente en pesos- para quien dé información “veraz”, “eficaz”, “eficiente” y “oportuna” por cada uno de los normalistas. La información podrá ser proporcionada de manera postal, en la dirección Paseo de la Reforma Número 75, colonia Guerrero, delegación Cuauhtémoc, C.P. 063000, en el Distrito Federal; en el correo electrónico denunciapgr@pgr.gob.mx y en los teléfonos 52 55 1 53461544 ext. 4748.

En la página oficial http://www.recompensas.gob.mx/ se encuentran publicadas los nombres de los normalistas con estatus de “desaparecido”, vistos por última vez en la ciudad de Iguala de la Independencia.

Los muchachos fueron raptados por policías municipales de esta ciudad quienes presuntamente los entregarían a sus pares de Cocula. En ambas entidades se han encontrado recientemente cadáveres en fosas clandestinas y se teme el hallazgo de nuevas tumbas en la región.

El fin de semana la policía Federal y el Ejército sustituyeron las labores de seguridad de las corporaciones locales de 13 municipios donde se encontraron indicios de vínculos con el crimen organizado: Apaxtla, Arcelia, Buenavista de Cuéllar, Coyuca de Catalán, Ixcateopan, Pilcaya, Taxco de Alarcón, Tlepehuala, Teloloapan, Cocula, Iguala, Altamirano; y del Estado de México, Ixtapan de la Sal.

Por su cuenta, padres de familia y grupos de la Policía Comunitaria continúan una búsqueda paralela a la de las autoridades.