Fomentan el liderazgo vecinal en Boyle Heights

Promesa BH anima a los residentes a organizarse para resolver a sus problemas

Guía de Regalos

Fomentan el liderazgo vecinal en Boyle Heights
Deycy Hernández, directora del proyecto Promesa Boyle Heights, conduce una sesión del prorgrama. .
Foto: fotos: Aurelia Ventura

@MarveliaAlpizar

Lourdes Albarrán piensa que, cuando una comunidad educa a sus hijos, hay mejoras para los que viven en ella.

“Es importante que los jóvenes de mi comunidad estudien porque vamos a tener una comunidad más saludable”, dijo Albarrán, quien vive en Boyle Heights desde 1990. “En una comunidad que estudia ya no hay violencia en las calles ni drogas”, añadió.

Albarrán es una de las activas participantes de Promesa Boyle Heights, una iniciativa que agrupa a 14 organizaciones y tres escuelas de esa comunidad. La iniciativa se originó en el 2010 y se basa en la unión de los vecinos para obtener beneficios para esta área y la motivación de los residentes para que ellos sean quienes busquen las soluciones a los problemas.

“Creemos que ninguna organización, ninguna escuela o individuo va a poder hacer el trabajo de transformar una comunidad por si solo”, dijo Deycy Hernández, coordinadora de Promesa Boyle Heights.

La iniciativa busca transformar la comunidad, pero poco a poco.

Para ello, decidieron comenzar por la educación de los jóvenes que asisten a la Escuela Preparatoria Felicitas y Gonzalo Méndez. Su meta era disminuir el índice de deserción escolar y aumentar la cifra de estudiantes que asistan a la universidad.

“Queríamos que fuera un proyecto a corto plazo, que involucrara a muchas personas y organizaciones, para demostrar un cambio rápido”, dijo Hernández. “Cualquier persona iba a poder ver algo diferente por el trabajo que estábamos haciendo juntos”.

Comenzaron con 30 estudiantes en peligro de no graduarse y, para el final del siguiente año escolar, el 90 por ciento de esos alumnos logró culminar sus estudios de preparatoria.

“Si los estudiantes no saben por qué es importante que se gradúen, aunque les demos toda la educación y las herramientas, no lo van a hacer”, dijo Hernández.

El programa continuó expandiéndose hasta incluir a todos los estudiantes de la escuela, para proporcionarles todos los recursos que necesitan para su graduación e ingreso a la universidad.

Los padres de Boyle Heights, destaca Hernández, han estado muy involucrados en ese proceso

http://www.laopinion.com