Las ‘Cenicientas’ de la pelota en Series Mundiales

El 'Clásico de Otoño' es escenario de cuentos mágicos que muchas veces terminan en triunfo y no en calabaza

Guía de Regalos

Las ‘Cenicientas’ de la pelota en Series Mundiales
Ned Yost celebra con sus muchachos.
Foto: EFE / EPA

La carrera a la cima de Grandes Ligas siempre está llena de historias de triunfo, de poder y, también, de cenicientas, que muchas veces son simplemente animadores de los playoffs y, como es el caso en esta Serie Mundial.

Si bien ambos equipos llegaron a la Serie Mundial tras colarse a la postemporada como comodines, el Reales de Kansas City se ha ganado a pulso la etiqueta de cenicienta porque nadie, y en verdad nadie, se esperaba que la novena de Ned Yost estuviera jugando a estas alturas de octubre.

Solo el tiempo nos dirá cómo termina la historia de los Royals del 2014, pero sin duda su nombre se sumará a la historia de los equipos cenicientas que brillan en los anales de Grandes Ligas. Aquí presentamos a algunas de esas escuadras históricas.

Los Milagrosos Mets son el equipo ganador de Serie Mundial más sorprendente de la historia, a decir de muchos avezados de la pelota. A pesar de contar con los ases Tom Seaver—quien ganaría el Cy Young ese año—y Jerry Koosman en su rotación, el Mets estaba fuera de toda contención de postemporada ese verano. Abajo 10 juegos del Cachorros de Chicago en agosto, al final de la temporada no solo alcanzaron al Cubs sino que los dejaron ocho juegos relegados en el Este de la Liga Nacional. Su marca esa temporada fue de 100-62, con lo que se ganaron el boleto para medirse al Bravos de Atlanta por el banderín del Viejo Circuito. Y con una escoba en la mano, Barrieron a los de Georgia para enfilarse a la Serie Mundial en la que se verían las caras con el Orioles de Baltimore. Los Milagrosos aplastaron 4-1 a los O’s para lograr la primera corona de la organización de Queens.

No eran buenos tiempos para los Mellizos. Venían de una campaña perdedora (74-88) en 1990, alargando una picada que se extendía por tercer año seguido luego de ganar la Serie Mundial de 1987. Pero 1991 probó ser una temporada diferente. De entrada, le dieron la vuelta a las cosas con marca de 95-67. Ya clasificados a la postemporada, los Twins dieron cuenta 4-1 del Azulejos de Toronto en la Serie de Campeonato de la Liga Americana. La mesa se puso para que encaran al Bravos de Atlanta en una de las Series Mundiales más memorables. Minnesota estaba abajo en la serie 3-2, pero un jonronazo de Kirby Puckett, quien llegó al equipo ese año en un canje con el Mets, para ganar el partido en el 11º episodio del juego seis. Así mandó la serie a un séptimo y decisivo partido. El final no fue menos emocionante. En un gran duelo desde la loma, Jack Morris y su bigote lanzaron 10 episodios para blanquear 1-0 a nadie más John Smoltz.

En apenas su quinta temporada de existencia, el Marlins de Florida de la temporada 1997 se colaron a los playoffs como comodín de la Liga Nacional. Contaban con peloteros como Bobby Bonilla, Moisés Alou y Edgar Rentería en el terreno. Desde la loma destacaban los brazos de Alex Fernández, Kevin Brown, y un novato cubano de nombre Liván Hernández. Ya el hecho de que llegaran a la Serie Mundial era de por sí impresionante. En la serie divisional barrieron 3-0 al Gigantes de San Francisco. En la Serie de Campeonato derrotaron 4-2 al temible Bravos de Atlanta. Y en la Serie Mundial se midieron al poderoso Cleveland, que jugaba su segundo Clásico de Otoño en apenas tres años. En Cleveland brillaban personajes como Orel Hershiser, Jim Thome, Manny Ramírez, Albert Belle, David Justice y Matt Williams. Fue una serie cardiaca. Ambos equipos pelearon hasta el séptimo encuentro, el decisivo que se fue a 11 entradas, apenas la tercera vez en la historia reciente que el séptimo juego de la serie mundial se va al alargue. Marlins levantó los brazos con una victoria de 3-2 para hacerse de la corona. El MVP de la Serie Mundial fue Liván Hernández. Y Marlins se convirtió en el primer comodín en ganar la Serie Mundial.

Es triste que una historia como la del Rockies de 2007 sea simplemente una anécdota o material de trivia para conocedores. Y es que con 14 juegos restando en el calendario, los de Colorado estaban completamente fuera de toda aspiración de postemporada. Así se presentaban las cosas hasta que Rockies se embolsó 13 de sus últimos 14 partidos de la temporada regular. Fue de esta manera que forzaron a un juego de desempate ante el Padres de San Diego para definir el boleto a la postemporada. De nada le sirvió a San Diego su conexión divina. Los ‘Montañosos’ ganaron anotando tres carreras en el 13º inning. De ahí se siguieron para barrer al Phillies y al Diamondbacks en la serie divisional y la de campeonato del Viejo Circuito, respectivamente. Pero su buena estrella se quedó sin brillo en la Serie Mundial ante el Medias Rojas de Boston, que sacó la escoba y sólo dejó una nube de polvo como único recuerdo de aquella gran carrera del Rockies.

Con poco más de un mes restando en el calendario de la temporada regular, los Cardenales de San Luis estaban 10.5 detrás de unos confiados Bravos de Atlanta que navegaban tranquilos rumbo a la postemporada. Un mes después, San Luis había ganado 23 de sus últimos 33 partidos y habían dejado fuera de los playoffs a los de Atlanta que simplemente se desplomaron. Los Pájaros después dieron cuenta de un gran equipo de Filadelfia. Su siguiente rival en la serie de campeonato de la nacional fue el Cerveceros de Milwaukee, que los había dejado segundos en la Central del Viejo Circuito. Tras ajustar cuentas, estaba listo para verse las caras con el Rangers de Texas en la Serie Mundial de 2011. En el sexto partido de la serie se escenificó uno de los momentos más memorables de cualquier serie mundial. Los pupilos de Tony La Rusa estuvieron a un strike de ser aniquilados en dos ocasiones durante ese encuentro. Pero vinieron de atrás en ambas ocasiones para igualar la pizarra, primero, y luego escribir la historia. El Cardenales se convirtió en el único equipo en sobreponerse a una desventaja en el noveno episodio y luego en extrainnings para ganar un partido del Clásico de Otoño. Eso les dio el empuje suficiente para llevarse el séptimo partido y coronarse en la Serie Mundial tras una memorable carrera a la cima.

Desde que se implementó el Comodín (Wild Card) en Grandes Ligas, nueve equipos han llegado a la Serie Mundial.

Marlins de Florida, ganaron la Serie Mundial 1997

Mets de Nueva York, perdieron la Serie Mundial 2000

Gigantes de San Francisco, perdieron la Serie Mundial 2002

Angelinos de Anaheim, ganaron la Serie Mundial 2002

Marlins de Florida, ganaron la Serie Mundial 2003

Medias Rojas de Boston, ganaron la Serie Mundial 2004

Astros de Houston, perdieron la Serie Mundial 2005

Rockies de Colorado, perdieron la Serie Mundial 2007

Cardenales de San Luis, ganaron la Serie Mundial 2011