Extremistas de ISIS también tienen protagonismo en comicios de noviembre

A principios de año, ni el terrorismo, ni las demás crisis en el exterior estaban en el radar de los votantes
Sigue a La Opinión en Facebook
Extremistas de ISIS también tienen protagonismo en comicios de noviembre
Estados Unidos tiene una ofensiva aérea contra el Estados Islámico
Foto: EFE

Washington – Los comicios legislativos de cada dos años suelen girar en torno a asuntos locales y nacionales y sirven como una especie de referendo sobre la agenda del partido que domina la Casa Blanca pero, este año, incluso el grupo terrorista ISIS adquiere protagonismo.

La lenta recuperación económica compite por la atención de los votantes con asuntos de seguridad nacional, que han surgido como arma electoral.

A principios de año, ni el terrorismo, ni las demás crisis en el exterior estaban en el radar de los votantes.

NOTICIAS SOBRE LA GUERRA CONTRA EL ISIS

A dos semanas de los comicios, ahora figuran de forma prominente, dando una leve ventaja a los republicanos, especialmente en las contiendas más reñidas por el control del Senado.

En millonarias campañas publicitarias, los republicanos y grupos conservadores afines, como Crossroads GPS o Concerned Veterans for America –éstos últimos financiados por los hermanos Charles y David Koch- encapsulan la presunta incompetencia del gobierno Obama y sus aliados demócratas en el Congreso para responder a ISIS.

Si los republicanos, que exigen acciones más contundentes contra ISIS, recuperan el Senado, lo más probable es que continúe la parálisis política en Washington si éstos aprueban leyes que afrontarían un veto presidencial.

El otro escenario, menos probable, es que ambos partidos se vean obligados a buscar un terreno comun en los asuntos más apremiantes del país.

Por ahora, los mensajes alarmistas de los republicanos calan porque titulares sobre los continuos ataques aéreos en Irak y Siria, y la amenaza del grupo terrorista islámico ISIS, aumentan el nerviosismo de los estadounidenses sobre su propia seguridad, según diversas encuestas.

Aunque el presidente Barack Obama no figura en las papeletas de votación, su baja popularidad y desaprobación en el manejo de política exterior tiene en vilo a los demócratas, que intentan mantener el control del Senado.

En las últimas semanas, los republicanos, que solo necesitan seis escaños adicionales para recuperar el Senado, han atacado agudamente la política exterior de Obama en estados como Carolina del Norte, Colorado, Masschusetts, y Texas.

En Massachusetts, el exgobernador republicano Scott Brown ha afirmado que su rival demócrata, la senadora Jeanne Shaheen, presuntamente está tan confundida como Obama respecto a la amenaza de ISIS.

Lo mismo ha hecho el republicano Thomas Tillis contra la senadora demócrata Kay Hagan en Carolina del Norte, un estado con alta presencia militar.

En Texas, el saliente gobernador republicano Rick Perry ha insistido en que militantes de ISIS han sido detenidos en la frontera sur, pese a que el Departamento de Seguridad Nacional lo ha desmentido en numerosas ocasiones.